Wednesday, August 22, 2012

LA REVINDICACION DEL MOVIMIENTO DE 1932

La Matanza Indígena de los Izalcos 1932
Dr. Patricio Zetino

ELLOS
Mutilados y Muertos

NOSOTROS
Y
SU CAUSA

VIVOS y FLORECIDOS
LA REVINDICACION DEL MOVIMIENTO DE 1932
La Matanza Indígena de los Izalcos 1932

Introducción

                                                         
1)    Perfil de un etnocida                                               
2)    Cultivo del café                                                 
3)    Racismo                                                       
4)    Crisis previa a 1932                                                
5)    Motín colonial de los Nonualcos                                  
6)    Otros Motines                                                       
7)    Movimientos comunistas de 1930                                   
8)    Como se dieron los hechos                                          
9)    Partido Comunista en Izalco                                         
10)  Fosas Comunes                                                 
         10.1  Fosas comunes en el casco urbano de Izalco
                  a.  Barranca de los “Olotes”
                  b.  Salida a  cantón Huizcoyolate
                  c.  El Llanito
                  d.  Parque de  Izalco Arriba.
                  e.  Parque Ama (Izalco Abajo)
                  f.  Cementerio Municipal
                  g.  La Ceibita
                  h.  Salida a cantón Cruz Grande
                  i.  Cruzado de Atecozol
      
        10.2  Fosas Comunes Rurales                                 
                 a.  Puente “Caido” Cantón Cuntan
                 b.  Cantón la Ceiba
                 c.  Cantones Cangrejera-La Chapina
                 d.  Cantón  Piedras Pachas
                 e.  Cantón Las Higueras
                 f.  Cantón Cuyagualo
                 g.  Cantón Talcomunca (Caserio el CEGA)
         
        10.3  Fosas comunes de Municipios Vecinos                  
                 a.  Nahuizalco.
                 b.  Caluco.
                 c.  Los Naranjos.
                 d.  San Julián.
                 e.  El Canelo.
                 f.  Comayagua.
                 g.  Sonzacate.
                 h.  El Sacayote.

11)   Feliciano Ama                                               
12)   Saqueo de Cofradías                                                    
13)   Lista de asesinados                                               
14)   Escuela de Huerfanos                                          
15)   Cambio de Vestimenta                                            
16)   Cambio de Appelllidos                                        
17)   Fotos                                                        


**************** 

LA MATANZA DE  LOS IZALCOS 1932

Introducción

1932 significa para nosotros los indios de los Itzalcos en muchos aspectos un fuerte retroceso cultural, el daño mas severo a nuestras cultura, (a partir incluso de la llegada de los invasores europeos o el mal llamado colonialismo criollo).  En este capitulo trataremos de repasar algunos aspectos relacionados con los asesinatos, dejando por un lado la instrumentalización política, tomando como base la vasta bibliografía referente al tema y el testimonio de algunos sobrevivientes con los cuales he platicado en mi clínica particular a lo largo de muchos años, con dicho aporte trataremos de hacer una cronología de los acontecimientos del 22 de enero de 1932; realizaremos un mapa de los cantones en los cuales hay fosas comunes y los lugares del municipio de Izalco y sus alrededores en donde sucedieron múltiples asesinatos, lamentablemente no se puede dar una cifra bastante puntual de las personas asesinadas ya que muchas fosas comunes están bajo construcciones domiciliares otras se transformaron en caminos vecinales, en otras tierras para el cultivo el arado de los cultivos saco innumerable cantidad de huesos y en otros los animales sacaron huesos, la historia nos dice que nuestros hermanos desde la llegada de los invasores no tenían ningún valor como seres humanos.

Revisaremos aspectos relacionados con el auge del café, racismo, efecto de depresión  económica de los años previos al 1932, personalidad de Maximiliano Hernández Martínez (m.m.), historia de motines en Izalco y otros lugares de origen indígena, reviviremos los hechos con el aporte de muchos testimonios.


1. Perfil de un etnocida

Iniciaremos el presente capitulo haciendo un juicio simbólico en contra del general, relacionado con cultos satánicos apodado el “brujo”, quien seguía fielmente las lecciones de Maquiavelo: “para obtener lo que pretendes no debes detenerte ante nada, aunque sea matar a tu ser mas querido” y “cuando mates a un enemigo, mata también a sus parientes y amigos” en estas líneas se resume parte de los hechos que sucedieron.  Es el mayor etnocida de la cultura y la población indígena de los Izalcos y de El Salvador; por el hecho de ser fallecido lo condenamos a quitarle el grado militar y escribir su nombre con iniciales minúsculas: (m.m.) para que su nombre no sea mencionado por las futuras generaciones de indígenas y para que no dañe la dignidad del contenido de este manual.

Le preguntaba a Hans R., quien es un alemán, que radica en nuestro país, por que Hitler asesino a tantos judíos, la respuesta que el me dio fue que Alemania estaba saliendo de una crisis económica y que la población miraba en el al probable salvador debido a su muy refinada elocuencia, Hitler vivió una pobre niñez y juventud además se relacionaba con ciencias ocultas  y al final murió no sin antes dejar evidencia que su estado mental no estaba coherente con el ambiente en que se vivía, dentro de este período Hitler pudo acumular riquezas de muebles e inmuebles que robo durante este período, pero sobre todo saco el sentimiento de ser pobre en su niñez y ser humillado en algunas ocasiones por los judíos.

Este perfil puede encajar casi perfectamente en m.m. aunque sea difícil encontrar dos almas gemelas; m.m. llega al poder por un golpe de estado traicionando al presidente Araujo quien lo había colocado como Ministro de la Defensa Nacional, en medio de una crisis económica; era apodado “el brujo” debido a su practica con las ciencias ocultas, tan devoto era que su hijo falleció por su negligencia de creer que las ciencias ocultas lo curarían de una “extraña enfermedad”, recetando jarabes de colores.

Junto a sus allegados acumularon intereses, para el: interés personal, delirios de grandeza, de poder institucional, así fue criado; para sus cómplices los poderosos económicos: acumularon tierras para el cultivo del café mas un marco legal (valga decir ilegal ) para la adquisición de nuevas tierras o para la legalización de las ya robadas;  para los religiosos acumularon nuevos cristianos temerosos, que dieron gracias a Dios por haber sobrevivido de la matanza pasando de una religión ancestral al cristianismo y que dieron nuevos tributos al templo; y los militares ganaron impunidad de seguir asesinando a todo aquel que pensara diferente a un sistema de gobierno; 1932 es importante por que crea las bases de un nuevo conflicto en 1980, debido a que las mismas injusticias continuaran y quizás con mas intensidad.

Igual que Hitler la historia los reconoce como desquiciados mentales, con ansias de poder, etnocidas, brujos, la comparación que dio Hans es valida.

A m.m. hay que responsabilizarlo de esa laguna mental a la que toda la comunidad indígena hemos sido expuestos, la cual y en breve lapso de tiempo termino con el refajo, con el huipil, con los nombres y apellidos, con las costumbres y tradiciones, con las verdaderas cofradías, con el idioma Nahuat y sobre todo se trato de terminar con la protesta milenaria; no se pudo jamás decir nada en contra de los asesinos, algunas personas aún piensan que sus familiares fueron fusilado por los comunistas por que así se lo dijeron los patrones y el ejercito; Igual o mas culpable fue el Gral. Tomas Calderón y muchos militares de los cuales es mejor omitir sus nombres; protestar era sinónimo de asesinar y el ejercito estaba en tal disposición; posterior a la matanza existió un marco legal (valga decir ilegal) para la adquisición (valga decir robo) de las tierras aptas para el cultivo del café o para legalizar las ya robadas por parte de los poderosos económicos; familias muy renombradas Dueñas, Regalado, Velado, Mata, Alvarez, Salaverria, Saldivar, Quiñonez, Melendez, entre muchas otras deben conocerse como miserables ladrones, asesinos de nuestra cultura.
      
2. Cultivo del café

Es importante mencionar que el cultivo del café significa en estos días un producto relacionado al buen funcionamiento del medio ambiente en el país, una bebida popular, estimulante y depresor a la vez, formadora de bosques, de fauna y flora, la cual mantiene nuestros mantos acuíferos, nos de leña, estimula a la siembra de bosques, desde el punto de vista medico evita la arteriosclerosis, es un buen broncodilatador y esta en estudio para el tratamiento de la diabetes tipo II; recientemente la zona cafetalera del señorío de los Izalcos fue nombrada por la UNESCO    zona de reserva de la biosfera (Apaneca- Ilamatepec); solo para enumerar muchos aspectos positivos que distan mucho del terror ocasionados por la avaricia de las familias económicamente poderosas quienes contribuyeron junto al aparato estatal, el ejercito y la iglesia cristiana y a quienes no les importo el asesinato de miles de hermanos ni el saqueo, ni el robo de las tierras que nos pertenecían por ley; es importante mencionar que no se nos han olvidado; hay muchas familias de ex presidentes quienes ocuparon el aparato estatal para su propio beneficio, familias europeas que encontraron en nuestro país un lugar prospero en donde podían poner sus mojones a su antojo, usando su estigma todopoderoso, para violar a su antojo la tan ciega ley que ha perdurado desde la llegada de los invasores hasta los gobiernos de derecha.

El café es una planta de origen Etiope, cuya bebida se elaboro por primera vez en la península ibérica, es introducida en El Salvador y sembrada en la región de los Izalcos, primero en Ahuachapan y luego en Sonsonate por el año de 1751, en Santa Ana se introduce por el año de 1837, por los Srs. Cirilo Guerra, Francisco Martínez y el brasileño Antonio José Coelho.  Los presidentes Rafael Campos y Gerardo Barrios dieron impulso e incentivaron el cultivo del café en detrimento de nuestras comunidades e inician el robo “legal“ de las tierras realengas; el presidente Rafael Saldivar impone las bases de un nuevo sistema de tenencia de la tierra y abre paso jurídico al “robo legal” de todas las tierras comunales, ejidales y realengas que quedaron, este es el presidente responsable de una serie de injusticias sobre nuestro pueblo indígena que terminaron con el asesinato de miles de hermanos, con el se inicia una desenfrenada ambición  de las familias influyentes que nos ocasionan mucho sufrimiento, mucho mas que las injusticias ocasionadas por los europeos invasores.

La verdadera expansión del café se da después de 1880, época en la cual se impone económicamente sobre el añil, represento pronto mas del 70% del valor total de las exportaciones de nuestro país.

En 1910 la producción del café Izalqueño (Salvadoreño) superaba por mucho al Costarricense. En la década del 1920 significo casi un 90% de las exportaciones.  Evidentemente una dependencia económica muy fuerte.

En el mapa observamos la superficie cultivada de café de 1938;  Tan solo 6 años después del genocidio indígena las cantidades de tierras robadas ocupadas para el cultivo del café aumentaron de una manera exponencial.     

Retrocediendo en el tiempo el presidente saldivar impone un nuevo sistema de tenencia de las tierras y dicta abolición de las tierras comunales (40% del territorio de uso agrícola), ejidales (22% de tierras de uso agrícola) y realengas (porcentaje no determinado de tierras con potencial uso agrícola) en 1881 y 1882, inicia entonces un conflicto social e ideológico, de una nueva tierra con pocos dueños y una masa creciente de campesinos indígenas, desposeídos, con una tradición ancestral de acceso común a nuestra madre tierra, evidentemente este robo legal de nuestras tierras es el factor mas importante de los conflictos del ’32.

En 1938 el primer censo cafetero concluye que el 4% de la población (455 productores) poseían casi 53% de las tierras cultivados con café (63,000 Manzanas).  Desde la abolición de los ejido hasta 1932 pasaron 50 años en los cuales se cambia el uso agrícola y ancestral de la tierra, se cambia el uso comunal a un beneficio personal, se cambia la posesión de las tierras (por cualquier forma que sea) quebrantando así el bienestar de las comunidades indígenas y campesinas.

En 1936 el ingeniero Juan Pablo Duque, comisionado por la Federación Nacional de Cafetaleros de Colombia realizo un viaje de investigación  por Centro America y en su informe técnico menciona : “Este país tiene un problema social grave debido a la poca parcelación de sus tierras de café; las condiciones del trabajador son malas; la ración alimenticia es escasa e incompleta; su problema sanitario no esta resuelto”.   Es evidente que este informe internacional señalaba muchos aspectos que los indígenas campesinos mencionaban constantemente pero que ese grupo pequeño de productores de café y autoridades gubernamentales nunca quisieron ver ni oír, hubiera sido mejor para el país educar a los hermanos al nuevo uso agrícola de la tierra, “Un pueblo ignorante es fácilmente dominado” rezan las bases del capitalismo.
Mojon Ancestral de Izalco

3.  Racismo

Es importante mencionar que desde la llegada de los europeos se da el encuentro de dos mundos, dos razas, que quisieron imponer sus criterios, defendiéndolos hasta la muerte.  Después del mal llamado colonialismo muchos descendientes de invasores, muchos emigrantes europeos anglosajones se creyeron los dueños de todo y creyeron que nosotros los indígenas éramos sus esclavos.

Los hechos se desarrollaron en una zona de predominio de la población indígena y en ella participaron varios caciques de muchos poblados; no tuvimos ingerencia de otros países a parte de los anglosajones canadienses ingleses y estadounidenses que colaboraron con el gobierno genocida de m.m.; entonces nos enfrentamos indios y ladinos, no como usualmente se señala comunistas y ladinos.

Las armas utilizadas por nuestros hermanos fueron las mismas que en motines anteriores habíamos usado: piedras (de las calles empedradas), garrotes, machetes, hachas, corvos, cuchillos, una enorme gritería como forma de intimidación, motivados por una sequía de justicia, de igualdad social; los hechos fueron el saqueo de los principales almacenes y tiendas (de aquellos ladinos injustos con la clase indígena).  No hubieron estrategias militares, no habían representantes por sectores, no habían especialistas en armas ni siquiera armas.

Es importante mencionar el alto grado de racismo de las autoridades, ya que no hubo un proceso judicial contra nuestros hermanos, sino mas bien una represión violenta casi de exterminio, ni hubo un proceso judicial en contra de todos los militares y terratenientes que asesinaron  a miles de hermanos, ni tampoco juicio en contra de nuestros hermanos, no hubo procesos judiciales condenatorios; esto es importante si tomamos en cuenta el momento actual, los gobiernos anteriores al 2009 no han querido reconocer la culpabilidad del gobierno y del ejercito nacional: para las personas adineradas o influyentes de nuestro país no existen las leyes, aquí vemos diputados corruptos, funcionarios que roban millones de dólares, que  defalcan instituciones financieras, que evaden la renta, y no van a la cárcel; pero si es un campesino que se robo una gallina,  por que su familia tiene hambre lo meten preso hasta por ocho años o mas, vemos funcionarios públicos que depredan el medio ambiente  cortan muchos árboles y los exoneran de sus delitos (la familia Cristiani Bukar, Baldochi y Salaverria, han depredado mas de 100 manzanas de terreno en la hoy zona de reserva de la biosfera, pero para ellos no hay juicio) pero si un campesino corta un árbol para leña o por seguridad, medio ambiente impone multas no proporcionales; vemos diputados ebrios que disparan contra la policía, defendidos por su fuero constitucional, pero si un campesino mal oliente se defiende contra la agresión policial , lo meten preso por mucho tiempo; hay asesinatos de muchas personas indígenas hoy en día, que por su pobre situación económica no son sujeto de investigación.

Es evidente que el sistema actual esta diseñado para el desarrollo y fortalecimiento de un grupo minoritario que obtiene jugosas ganancias, imaginémonos entonces hace mas de 75 años como eran tratados nuestros hermanos indígenas, por el sistema judicial, por la iglesia, por las autoridades municipales, por el gobierno y por los adinerados promotores de estas y otras injusticias, hagamos una mirada al pasado, revivamos algunos momentos:

El relato de un hacendado de Juayua dado por Anderson es claro (publicado por el diario de Santa Ana el 1 de febrero de 1932):

“en la turba en la inmensa multitud iban todos: cerca de 200 mozos míos, de mis vecinos y de mis hermanos.  Ellos que tienen el germen de sangre picara, que son de complexo inferior al nuestro, que son de una raza conquistada, con poco tienen para encender en pasiones infernales contra el ladino, porque nos odian y nos odiaran siempre en forma latente.  Se cometió con ellos el gravísimo, el peligrosísimo error de concederles derechos ciudadanos; se les dijo que eran libres que de ellos también era la nación y que tenían el pleno derecho de elegir a sus jefes  y mandar.  Ellos comprenden que decir jefes y mandar, equivale exactamente a entregarse a la rapiña, al robo al escándalo, a la destrucción de las propiedades y a matar a los patronos”.

“Deseamos que se extermine de raíz la plaga necesitamos la mano fuerte del gobierno, sin pedirle concejo a nadie, por que hay gentes piadosas que predican el perdón.  Hicieron bien en Norte America en acabar con ellos, mataron primero a los indios por que estos nunca tendrán  sentimientos de nada.  Nosotros aquí los hemos estado viendo como de nuestras familias, con todas las consideraciones, y ya los vieran ustedes en acción!, tienen instintos feroces.”

Como podemos ver el presente testimonio los terratenientes criollos tenían arraigados muchos principios racistas, que al final se convertían en mal trato, parte de estos los podemos ver en el testimonio del comandante Víctor G. Brodeur jefe de los destructores canadiensesSkeena” y “Vancouver” (que fueron enviados a Acajutla por la marina británica ante la solicitud del cónsul ingles D. J. Rogers).  En su informe final el 23 de enero del 32  escribe lo siguiente: “En una finca determinada de café  se emplean 150  hombres, en tiempo regular; pero durante la época de corte se emplean como 500 trabajadores adicionales incluyendo niños y mujeres.”  “Estos obreros trabajan 10 horas diarias, a cambio de lo cual se les paga 25 centavos diarios”.  “Además  se les da su comida, consistente en un puñado de frijoles y unas cuantas tortillas hechas de maíz, pequeñas planas y extremadamente indigeridles y café para tomar; el costo para alimentar a cada trabajador no pasa de 1 centavo al día”.

“El valor de la cosecha de café en esta finca es de 100,000 libras esterlinas; un calculo rápido indica que el costo de la mano de obra para todo un ciclo agrícola alcanza a lo sumo 2,000 libras esterlinas, aun y con otros gastos las utilidades son lo suficientemente grandes para justificar el pago de unos salarios decentes para los trabajadores de las fincas”.

Brodeur  caracterizo con precisión las condiciones de los trabajadores: “salarios bajos, trabajo infantil, explotación a las mujeres, inmundicias increíbles, total ausencia de consideración de parte de los empleadores, utilidades extremadamente grandes, condiciones que de hecho no son muy distintas a las de las esclavitud.”

El presente testimonio es muy importante no solo para que observemos el tipo de personalidad de los hacendados quienes en realidad promovieron los acecinatos del ‘32, sino por que muchos o casi todos los aspectos que mencionaba el general Brodeur todavía en estos días persisten.

Otro testimonio lo da el Sr. Francisco Oseguera (revista ateneo 1932): comparo al campesino que se acababa de rebelar contra “sus amos”, con el campesino de antaño, el cual aunque analfabeto … amaba a dios, respetaba el derecho de sus semejantes, adoraba la familia, y colaboraba con toda la gente.  Pero soliviantado por demagogos baratos, el campesino de nuestros días invade las ciudades con el corazón emponzoñado, embriagado con sus propios deseos egoístas.  Carece de toda noción de lo que es enteramente humano y desconoce el derecho de los demás.  La verdad es que los campesinos no merecen una vida mejor y la razón es que no hacen nada por mejorar su situación, no se esfuerzan no aceptan responsabilidades, no ahorran:  Esta actitud es siempre peligrosa para el estado por que el individuo desamparado siempre anda buscando a quien echarle la culpa que carguen con sus propios pecados.  Existe cierta similitud evidente entre esta actitud y la nostalgia que algunos norte americanos blancos expresan por el buen negro de antaño que conocía sus deberes y jamás preguntaba por sus derechos.
              
En el anterior testimonio es evidente la forma de pensar ladinizada y la forma de manipular las palabras, para crear un sentimiento en contra de los indígenas campesinos y como repito lo importante es que hoy en día este tipo de “analistas o editorialistas” todavía existen y dentro de la prensa escrita hasta les dan premio.  Es importante recordar que vivimos en una sociedad “igualitaria” (al menos en el papel así esta escrito), entonces: ¿seremos iguales todos ante la ley?,  ¿tenemos iguales accesos a la educación?, ¿ tenemos acceso a los servicios básicos: luz, agua potable, vivienda?  ¿es el sistema de justicia imparcial?,  ¿tenemos acceso a la asistencia medica, a la alimentación, al trabajo? Etc.  Con las interrogantes anteriores ¿debemos pedir solo los deberes?, no debemos entonces pedir nuestros derechos?;  tenemos capacidad de ahorrar , cualquier individuo incluso con una pobre capacidad de análisis, sabe que la economía de la clase trabajadora es de subsistencia, los salarios de nuestros hermanos campesinos es la mitad del trabajador urbano, que no queda margen para el ahorro, que la canasta básica sube cada año, que el salario mínimo del campo es extremadamente bajo, y esta historia se ha repetido durante muchos años.  Entonces como repito este tipo de comentario ponzoñosos es de personas influyentes, que tienen acceso a los medios de comunicación y difusión, y que lo hacen con el objeto de justificar ciertos hechos que dañan nuestra dignidad.

Si nos encontramos con que nuestras madres presentan, desnutrición en el embarazo, amenazas de aborto, recién nacidos con bajo peso, luego desnutrición materno-infantil; con todo esto mandamos a nuestros hijos al sistema educativo, luego tenemos el abandono del sistema educativo por trabajo, los pocos que sobreviven a este calvario apenas se gradúan de bachiller, solo el 1% de los ingresados al sistema educativo logra graduarse a nivel universitario sale a buscar trabajo y luego se encuentra en un mundo “globalizado” en donde los “conectes” son importantes, al no tenerlo pasa a la larga lista de espera finalmente no obtiene trabajo por el que estudio casi toda su vida y regresa a su casa a trabajar la tierra; esta es entonces la realidad, después de muchos años de esclavitud, duele decirlo pero seguimos siendo esclavos de un sistema implantado desde la invasión europea.

4.  Crisis previa a 1932

A parte de la injusta y concentrada riqueza cafetalera que en 1920 tubo una rápida expansión, muchos hermanos campesinos como lo dice Alberto Masferrer estaban perdiendo sus tierras en beneficio del latifundio.

Entre 1898 y 1813 cuatro gobiernos se anteceden a los acontecimientos del ‘32 en El Salvador: Tomas Regalado, Pedro Escalon, Fernando Figueroa, Manuel E. Araujo, casualmente con esos apellidos y con otros relacionados con el aparato estatal se encuentran muchas de las tierras que anterior y posterior a la llegada de los invasores europeos nos pertenecían.  Muchas de nuestras tierras continúan en nombre de  las familias de estos presidentes, quienes estuvieron y consintieron las injusticias en contra de nuestro pueblo.

Entre 1913 y 1926 ascendió a la presidencia la dinastía Quiñónez Meléndez, Jorge Meléndez, Alfonso Quiñones y Carlos Meléndez, estos eran unos consumados dictadores que gobernaron en beneficio de la aristocracia conservadora, los militares dieron represión  política a los indígenas y la creciente clase trabajadora, el terror fue el método de gobierno.  Es importante mencionar que las exportaciones del café aumentaron de valor en ese periodo, también aumentaron las tierras para su cultivo y aumentaron también las injusticias para los hermanos indígenas campesinos.

Luego de estos años llega el mal manejo de los valores bursátiles de Nueva York en 1929 origina una crisis mundial; caen los precios agrícolas del comercio internacional por consiguiente los precios del café, nuestro país sufre mas esta caída debido a que siempre los gobiernos de derecha  han trabajado bajo la base del monocultivo, para mantener la economía del país; los cafetaleros prefirieron perder esa cosecha, por consiguiente los indígenas perdieron su trabajo y las dificultades económicas aumentaron.  La recuperación de la crisis fue lenta y la tendencia no se revierte hasta un año después de la matanza , aunque los efectos de la crisis llegaran a 1939 y el comienzo de la segunda guerra mundial.

Es seguro que en estos 3 años de crisis mundial, las fuentes de trabajo y sus remuneraciones disminuyeran, la canasta básica aumentara de precio, en este tiempo las presiones económicas, sociales y políticas fueron mas asentadas y mas dadas por su puesto a un alzamiento en protestan por mejores prestaciones.


5.  Motín colonial de los Nonualcos

El 4 de enero de 1832 cien años antes de los acontecimientos en Izalco, surge en la historia de nuestro país un poblado con las mismas características de Izalco: ubicado en las faldas de un  volcán, de la etnia Nahuas-pipil, de tierras fértiles en las cuales se establecieron las haciendas de añil y de crianza de ganado. Propicia para las ambiciones invasoras.

Los Nonualcos, establecidos entre los ríos Jiboa y Lempa y entre el Volcán Chaparrastique y la llanura del Pacifico; eran indígenas Pipiles con iguales creencias religiosas, costumbres, tradiciones, formas de vida, con la diferencia que el cultivo principal ya no era el cacao sino el añil.  Los gobiernos conservadores han tenido la táctica del camaleón ya que han cambiado la política siguiendo con el mismo sistema, llegaron con un sistema feudalista, continuaron con la esclavitud, desarrollaron el colonialismo, se tecnificaron en el capitalismo y fallecieron en el neoliberalismo; todas estas etapas las vivimos en nuestros pueblos; aquí no encontraron oro para robar sino tierras para explotarlas, el vehiculo fue el monocultivo primero la explotación del cacao en los Izalcos, luego la explotación del añil en los Nonualcos, posteriormente  la explotación del café nuevamente en la región de los Izalcos.

El pueblo de los nonualcos se subleva y lleva como líder a Anastasio Mártir Aquino San Carlos, como ya vimos este no era un caso aislado era una época caracterizada por la anarquía y las injusticias sociales.

Estos hechos se dan apenas 12 años después del cambio de administración española a ladinos y criollos (mal llamado independencia), en ese tiempo se dan una serie de amotinamientos previos por ejemplo el 24 de noviembre de 1832, el 17 de diciembre de 1832.

Estos acontecimientos son muy parecidos a los de Izalco 1932: violación de los derechos humanos, robo legal de las tierras, basados en el analfabetismo, ignorancia, pobreza, marginación social que reconocía solamente el papel de esclavos sometidos a base de cañón.

Entonces es importante mencionar estos acontecimientos, tanto los motines previos a 1932 en Izalco y otros poblados, porque nos dan un  marco, que sin temor a equivocarnos, nos dicen que los acontecimientos derivan mas de un motín al estilo colonial.


6.  Otros motines en la región de los Izalcos

Izalco desde antes de  la llegada de los invasores ha sido un municipio con una gran riqueza cultural, eminentemente agrícola en el confluyen 25 cantones, es y ha sido un centro comercial importante para la zona, ahora por sus apacibles calles y mudas avenidas no se logra ver la grandeza de nuestra raza, no era el ‘32 las primeras sublevaciones, ya anteriormente habíamos luchados por recuperar nuestras tierras, recordemos que las luchas en contra de los invasores europeos en Izalco después de 1524:  Acaxual, Tacuxcalco, Izalco Muchizalco y Sensontlan (Tlaxaltecas en El Salvador), nuestros abuelos habían defendido valientemente nuestro territorio, somos de las pocas poblaciones indígenas que resistimos ferozmente contra los invasores europeos, de hecho aquí en nuestra tierra los invasores sufrieron muchas bajas, somos la etnia que dimos la mas grande resistencia a los españoles en todo el territorio conocido hoy como Republica de El Salvador.

Como mencionamos anteriormente estábamos organizados en pajuides que eran unas comunidades clandestinas a las que llegaban los invasores coloniales para extorsionarnos, también se contaba con ciertos terrenos los cuales habían sido dados a los Tlaxaltecas y Mexica (etnias mexicanas que ayudaron a la invasión de los europeos) de esa manera permanecimos por muchos años en un ambiente no muy desagradable, mantuvimos por mucho tiempo nuestras costumbres y nuestra armonía cultural luego con la abolición de los ejidos esas tierras realengas, ejidales y comunales, además de las tierras de los hermanos Tlaxaltecas y Mexica, pasaron a ser las mas apreciadas para el cultivo del café y apreciadas por la ambición criolla (un defecto de la personalidad invasora que aun en estos días persiste), al tener dificultad para seguir subsistiendo en esas tierras, los criollos y ladinos nos obligaron a bajar y habitar en dichas ciudades, la manera en que habitamos estas tierras fue a través de las cofradías, en ellas encontramos identidad, además de una forma de subsistir con nuestras costumbres lejos de nuestros hogares.

       Para conservar las sagradas tierras creadoras del teocinte y del cacahuatl es necesario defenderlas con sangre aún ofreciendo mi vida en bien de la colectividad.

Los indios de Los Izalcos (dicen las crónicas europeas) habían sido derrotados en varias ocasiones, y sometidos a las nuevas autoridades; sin embargo por mas tres décadas (1524—1554) no habían podido ser dominados.

La resistencia era real y se expresaba en muchos campos de la vida. Se oponían a ser vasallos de la corona, a renunciar a su lengua, a sus costumbres ancestrales y a su religiosidad, esta resistencia aún persiste.

En noviembre de 1832, la región de los nonualcos resistía en contra del jefe de estado Mariano Prado el cual implementaba un sistema opresor, promoviendo el robo de las tierras para cultivar añil, violentando recurrentemente sus derechos humanos (como en Izalco); esta revelión de indígenas fue dirigida por Anastasio Aquino.

En 1832 el mismo año de la revuelta de los nonualcos en Izalco los Izalqueños Felipe Vega y Manuel Amaya lideraron un movimiento el cual fue apoyado por Pablo María Sagastume (quien había sido el párroco de Asunción Izalco) contra la tropa acantonada en Sonsonate y defensoras del jefe de estado Mariano Prado.

En 1879, dos años antes de la abolición  tierras comunales, muchos de los indígenas más pobres se encontraban sin tierra suficiente para su subsistencia; esto llevó a que en ese año se desarrollara otra insurrección en Izalco.  Esta fue reprimida severamente por el gobierno.

“Se sabe que los pueblos indígenas de Izalco, Nahuizalco y Cojutepeque, respondieron con masivos y cruentos levantamientos a la decisión del estado de privatizar las tierras comunales”.

Expresa Patricia de Alvarenga, en su libro “Cultura y ética de la violencia. El Salvador 1880-1932”, en la página 46.

En 1884 dos años después de aprobar las leyes liberales de hacer desaparecer los ejidos y las tierras comunales, los indios Izalqueños fueron protagonistas de una nueva revuelta.

Estos eran dirigidos por los comisionados Manuel Masin y Leonardo García (representantes indígenas cantonales de la zona del Zunza).  El grupo de indígenas asaltó la plaza de Izalco, pero fueron capturados por las fuerzas del gobierno a cargo del coronel Díaz.  Ésta como las anteriores revueltas tenían su raíz en el problema de las tierras.

Lunes 14 de noviembre de 1898:  Este enfrentamiento en Izalco es conocido como La matanza en la cuesta del Quilite y según la tradición oral, a las 4 de la tarde entró un grupo de indios a la ciudad de Izalco y procedieron a registrar y destruir los juzgados y la alcaldía, éstos estaban encolerizados por haber perdido sus tierras.  Después, un grupo de ladinos los siguieron y les dieron alcance en el zanjón de Los Achotes, en la cuesta del Quilite, cantón Chorro Abajo.  En este enfrentamiento murió Simeón Morán, juez partidor de tierras y no se sabe cuántos indios.

En diciembre de 1929 El gobernador de Sonsonate informaba al ministro de gobernación que los pueblos donde hubo disturbios durante las elecciones eran: Nahuizalco, San Julián…Izalco .

El 18 de mayo de 1931 hubo una revuelta en Sonsonate, la cual fue dirigida por Manuel Mojíca (originario del pueblo de Sonzacate) en la cual participaron campesinos y artesanos de Izalco, Sonzacate y Nahuizalco. Ésta fue reprimida de manera sangrienta.

“En la comunidad de Dolores Izalco, una prolongada lucha interna sobre la partición de las tierras ociosas, la titulación de los lotes previamente asignados o poseídos y la titulación a favor de arrendatarios foráneos, desembocó en 20 años de conflicto interno que culminaron en un violento enfrentamiento en 1898…”.
Así se expresa el académico e historiador Aldo Lauria-Santiago


Robo “legal” de las tierras

La abolición de las tierras comunales y ejidales en el año 1881 y 1882, no produjo una respuesta violenta de los indígena, en gran parte porque los campesinos indígenas y ladinos fueron también los beneficiados directamente al quedar un sus manos una parte de la tierra privatizada.
Veinte años después, el porcentaje de los indios sin tierra se había aumentado y las tierras comunales se habían reducido a pequeñas parcelas que por muchos años fueron propiedades comunales.  Esta fue la base de la rebelión del ’32: el robo sistemático, “legal” , de las tierras.  Un aviso publicado en junio de 1882, por la alcaldía de Izalco que decía:

“A los ciudadanos de Izalco: En agosto habrá concluido el período de seis meses durante el cual la ley requiere que los que tienen tierras soliciten el registro de sus títulos.  Por lo tanto, todos aquellos que tengan tierras de los ejidos de esta ciudad se presentarán ante el alcalde para reclamar personalmente el título de sus tierras.  Los que demoren en hacerlo perderán sus derechos legales sobre la tierra”.  

En Izalco, la familia Barrientos otorgo préstamos y adelantos a los campesinos indígenas y ladinos pobres a cambio de hipotecas a los terrenos; esta práctica generó lazos de explotación y compra adelantada del café a precios muy por debajo del precio de mercado.

La práctica de la familia Barrientos, fue la manera común de hacer negocio del latifundista con el pequeño propietario.

El ejemplo más evidente fue el caso de la familia Guirola, ésta familia en 1914, poseían tres haciendas cafetaleras, y para 1929 (en un período de 15 años) tenían 20 haciendas.  Su crecimiento económico desmedido, en el período que la población indígena perdía sus tierras, es la muestra que el modelo económico estaba hecho para beneficiar a unos pocos.

La familia Dueñas con muchas influencias burocráticas posee muchas manzanas de terreno que anteriormente pertenecieron a Patricio Shupan (curiosamente asesinado en casa presidencial en 1917 por el presidente Carlos Meléndez parte de la dinastía Quiñónez-Meléndez) en los cantones Las Lajas y San Isidro.

Tambien familias Izalqueñas como Don Arturo Angulo daba dinero adelantado para pagar la cosecha anticipada de café, con este dinero los minifundistas siguieran el vicio del alcoholismo y aunque  era y es legal hacer prestamos de este tipo, las dificultades económicas derivadas de  los bajos salarios, falta de empleo, crisis económicas, falta de educación que han sido problemas endémicos en nuestros hermanos campesinos .

En mi familia sucedió algo parecido: los hermanos (Víctor y Abraham Zepeda ) de mi abuelo Enrique Zepeda le dieron dinero para seguir el vicio del alcoholismo, al fallecer mi abuelo, sus hermanos se quedaron con mas de 4 manzanas de tierra en el cantón Cuntan y otras propiedades, no habían instancias legales en donde debíamos poner denuncias, el tamal estaba hecho .

En una nota con fecha de 1891, el cual contiene un reclamo de la comunidad indígena de Asunción Izalco al presidente de la república:

“...los ladinos se hallan ensanchados ocupando grandes porciones de terrenos que afecta a la comunidad; Con sólo recurrir a la Gobernación de nuestro departamento a sacar el título de propiedad, conforme al Art. Segundo de dicho acuerdo, ... con sólo eso les basta para hacerse creer dueños absolutos de nuestros sagradas tierras ”.


***************************


Entre los años 1836 y 1853 se da la primera fusión de Izalco arriba e Izalco abajo (según Larde y Larin) estas uniones nunca fueron bien vistas por nuestros hermanos, ya que dejaba el poder municipal, estatal y judicial en manos de los ladinos, aquí comienzan los primeros amotinamientos que dan como consecuencia la separación de las villas de Izalco.

En este periodo inicia la ambición por nuestras tierras y poco a poco fuimos perdiendo terrenos.

Durante la administración de Gerardo Barrios, se emitió un decreto del 7 de febrero de 1862 en virtud del cual las villas de Dolores y Asunción Izalco se elevan conjuntamente a la categoría de ciudad, con la denominación de Izalco  y cobijadas bajo un mismo gobierno municipal, ambas villas ahora como ciudad de Izalco reclamaron de manera conjunta al aparato estatal las tierras que ambas comunidades habían tenido en el siglo anterior 4,455 hectáreas de tierra otorgadas por la corona española en 1753.

Ante los amotinamientos y resistencia de nuestras comunidades estas protestas dan como resultado, la no aplicación de las leyes y la separación de los pueblos era evidente, 1875 es otro  año de sublevaciones y descontento indígena.

Durante la administración del Sr. Francisco Dueñas (quien robo muchas tierras comunales del cantón Las Lajas de Izalco, en donde se encuentra La Casa de Cristal entre otros) y por decreto legislativo del 18 de febrero de 1869 se ordena y presiona que los vecinos de Dolores y Asunción Izalco eligieran una sola municipalidad, era evidente que continuaba con esta administración el “robo legal de las tierras”.  Es importante recordar que nuestro municipio es de base indígena y que tenia además muchas tierras comunales y ejidales se forma entonces un conflicto agrario que se aviva con el aumento de la producción del café.

En 1879 nuevamente se subleva nuestra comunidad ante el evidente robo legal de las tierras, la miseria el hambre siguieron presidiendo el panorama, conjuntamente con leyes que hablaban de igualdad jurídica, libertades democráticas, derechos humanos, anteponiéndose a la  realidad económica del pueblo.

En 1881 y 1882 (tres años después) el presidente saldivar abolió las tierras comunales y luego las ejidales, creo un entorno jurídico en beneficio de los terratenientes; decreto la ley sobre los jornaleros, creo los jueces de agricultura, se formaron los policías rurales.  En esos años las comunidades indígenas pecaron de ingenuos no teníamos conocimientos que se estaba orquestando legalmente el robo de nuestras tierras.

Cuando se decreto la abolición de las tierras comunales y ejidales las dos comunidades de Izalco contaban con 6,750 hectáreas de tierras comunales y 3,240  hectáreas de tierras ejidales.

En 1898, veinte años después de la repartición o robo de las tierras comunales y ejidales dieron origen a otro motín en la historia de nuestro sufrido pueblo; la repartición amañada de  “tierras ociosas”, la titulación de los lotes previamente asignados, y la titulación a favor de los arrendatarios foráneos origino este motín, en el cual se enfrentaron las autoridades municipales y grupos de indígenas.

Dentro de las tierras robadas legalmente a nuestra comunidad indígena se encuentran:  la hacienda la Pancota, el Playón (cantón Cuntan), Finca Granada, fincas del cantón Huizcoyolate entre otros.  Actualmente la comunidad indígena cuenta con 2 manzanas de terreno en el cantón el Corozo, dos mas en el cantón Cuntan, únicamente 4 manzanas nos han quedado de toda la grandeza de nuestra tierra.

Resumiendo Izalco ha sido un lugar de constantes rebeliones y motines el del 1932 fue el ultimo que registra la historia, como ya revisamos no es el único .


**********************************

7.  Los movimientos comunistas desde 1930

De muchos textos escritos acerca de los acontecimientos del ‘32 , quizás el relato que el escritor y poeta Roque Dalton realizo a Miguel Marmol es uno de los que resumen los acontecimientos que el partido comunista desarrollo previos a los acontecimientos, el lugar en donde se narran estos acontecimientos: Praga, ambos personajes en el exilio y por su puesto con el maletín lleno de recuerdo del trabajo comunista, como es lógico se trato de dar una información importante a la internacional comunista para lograr el apoyo necesario algunas veces aumentando el número de afiliados.

Es importante saber que los objetivos de lucha eran similares y el apoyo de la internacional debería beneficiar a ambos.

A juzgar por la mayoría de testimonios recopilados de los familiares y de los pocos sobrevivientes los comunistas no fueron vistos por nuestras tierras, ni antes, ni durante, ni después de los acontecimiento, también refieren que no estuvieron afiliados al partido comunista; es probable que se niegue esta relación comunista debido a la represión militar posterior a la matanza y es también probable que no se haya entrevistado a las personas que si estuvieron relacionadas al partido comunista suponemos esto ya que casi todos murieron no he podido entrevistar directamente a lideres del alzamiento.

La Sra. Carmen de Musun comenta que su tío abuelo Pedro Oquendo es hermano de Farabundo Marti y que se traslado de Teotepeque a Armenia y luego a La Joya (Canton de Izalco), no se sabe desde que fecha reside en Izalco, pero me deja la duda si el hermano de Farabundo Marti en Izalco pudo relacionar al partido comunista con los Indígenas Izalqueños.

Hay algunas referencias del profesor Armando González de personajes “ensacados” (que vestian traje formal) que visitaron nuestro municipio en los barrios de predominancia indígena en el marco previo de las elecciones de presidente, por su buen aspecto de vestir es sencillo deducir que estos eran personas relacionadas mas con el partido del Dr. Gómez Zarate que con el partido comunista, ya que Marmol describe una pobre vestimenta proletariada que los miembros del partido Comunista presentaban en sus trabajos de masa de campo.

Parecería contradictorio pero fue la derecha quien promociono mas al partido comunista, ya que las matanzas que el ejercito realizo fueron etiquetadas por los terratenientes, por los religiosos, por los medios de comunicación  y por los militares como producto del “salvajismo” de los comunistas (no del salvajismo militar ) sin que  existieran  en nuestras tierras; hoy en día muchas personas piensan que sus familiares fueron asesinados o fusilados por los comunistas;  igual actitud se tomo con la muerte de los jesuitas y Monseñor Romero, asesinatos que en un primer momento la prensa, el ejercito y los grupos de poder económicos responsabilizaron a comandos urbanos de la guerrilla, lo cual y posterior a las investigaciones se determino que fue el ejercito en el caso de los jesuitas y el mayor Roberto D´Iabuison en el caso de Monseñor Romero los responsables de tales horrendos crímenes.

No podemos desconocer los antecedentes históricos de nuestro municipio, ya desde inicios de la invasión europea nuestros ancianos resistieron ferozmente en contra de un sistema que se nos querían implantar, también tenemos antecedentes de luchas coloniales y no solo una, ni tampoco delimitada solo en nuestro municipio fueron luchas en las cuales se involucran muchos pueblos de la región occidental que nosotros le llamamos el señorío de Los Izalcos (predominantemente Ahuachapán y Sonsonate, parte de Santa Ana); desconocer estos hechos y poner a nuestras comunidades al servicio del partido comunista no me parece adecuado.

El partido comunista en nuestro país no contaban en ese momento con ese historial guerrero que nuestras comunidades habían tenido, los antecedentes de Miguel Mármol están en una línea comunista Rusa, originados en la Universidad del Pueblo, alimentados por panfletos comunistas, en la cual, el como obrero trato de impulsar en un espacio geográfico muy reducido (delimitado a Ilopango y San Salvador y algunas comunidades aledañas), tenia muchas limitantes de movilización o transporte, de alimentación, económicas sobre todo; folletos y afiches como propaganda fueron los armamentos con que ellos contaban.

Se magnifica en las cifras de obreros, Mármol da una cifra de 75 mil obreros afiliados, a pesar de todo ese apoyo en 1928 el partido comunista tubo serias dificultades para fundarse (fue hasta dos años después que se funda dicho partido); refiere además dificultad para pagar un pequeño local del partido comunista por dificultades económicas.  Se magnifica también las acciones que se realizaron dentro del partido comunista y menciona a todo el movimiento Araujista, obrero, sindical, campesino, indígena, como comunista.

El decir que el partido comunista organizo la rebelión del ‘32 , es ignorar a la mayoría de la población que llevo al Dr. Enrique Araujo del partido Laborista a la presidencia y esa mayoría estaba descontenta con el golpe de estado militar dado por Martinez, es ignorar también a los indígenas de la zona de  los Izalco y sus reclamos por las violaciones a los derechos humanos, por el robo de tierras que desde hacia mucho tiempo se llevaban a cabo por las personas poderosas económica militar, religiosa y políticamente hablando; es ignorar también a la gran cantidad de obreros explotados que se encontraban afiliados a importantes sindicatos.

Sin embargo los intereses entre los indígenas, los sindicalistas, los araujistas y los comunistas no eran ni son muy diferentes, todos han luchado y luchan contra sistemas ingratos de desigualdad social, de marginación, de violaciones recurrentes a los derechos humanos, de explotaciones laborales, de robo legal de tierras, de prestaciones de servicios; con un poco mas de tiempo para amalgamar a todos los grupos los movimientos revolucionarios hubieran tenido éxito, creo que los antecedentes de las rebeliones indígenas apresuraron los acontecimientos, llevando el entusiasmo a un rotundo fracaso.

Se manejaron los acontecimientos como un hecho político de masas mas al estilo colonial sin desarrollar una concepción militar, no se tenía una verdadera planificación, no se obtenían los recurso humanos y materiales: transporte, armas; no se logró tener el apoyo de la Internacional Comunista.

La derecha política quiere sacar provecho de los acontecimientos, en cada inicio de campaña política es Izalco el primer municipio en donde inauguran su campaña y toman como eslogan “En Izalco Murió el Comunismo”, son estos partidos (antes el PRUD, luego el PCN y finalmente ARENA) los que han promocionado el comunismo como un instrumento de terror para sacarle el mayor provecho posible.


8.  Como se dieron los hechos

Esta es la parte mas importante de este manual ya que recoge el testimonio de muchas personas aun sobrevivientes de la masacre, aunque la mayoría eran menores de edad.

Esta investigación inicio en los años 1999 y 2000 (ya que antes de esta época) casi 70 años después del genocidio todavía era pecado hablar de esos hechos.  Por casualidad o por causalidad me encontré con Jeff Could un norteamericano que tenia sus hijos estudiando en el mismo colegio que mis hijos, el estaba haciendo una película de los acontecimientos del ‘32,  me pareció extraño que un estadounidense realizara dicho estudio.  Con el visitamos algunas personas que conocía en Izalco y Caluco y así comencé a sacar el testimonio de muchos sobrevivientes.

Mencionaremos los hechos que se dieron en Izalco no así en otros municipios importantes como Juayua, Nahuizalco, Ataco, Sonzacate, Sonsonate, etc.

Para el 22 de enero de 1932 durante el día se corría el rumor de un movimiento de indígenas que en el fondo tenían la confianza de poder recuperar las tierras que habían sido robadas, muchos Izalqueños se encontraban en otros municipios apoyando el movimiento regional, y aquí en Izalco habían venido indígenas de cantones de Izalco y otros originarios de Ataco, Juayua, entre otros municipios.  Una de las reuniones se llevo a cabo en la casa de Marcelino Sihuache, allí estaban: Manuel Vásquez , Belisario y Marcelino Cocolin, Sebastián Siguache, Manuel Pasin, Feliciano Ama, Félix Turush , Josefa Cocolin, Josefa Cunza,  Nicolasa Quimiche, Jesús Vásquez, entre otros.  Según cuenta la Sra. Juana Quele, en esa reunión estaban todos los cofrados, es tajante en sus testimonio: nunca se reunieron con Farabundo Marti ni con ningún representante comunista, la decisión de los cofrados fue general y ante muchos alegatos, Feliciano Ama se levanto y dijo “Se Levanta la Facción”,  acto seguido se inicia el motín.

Caída la tarde Don Miguelito Call quien había sido electo alcalde en los primeros días de enero , y quien sabia bien del movimiento indígena, días antes había solicitado infructuosamente la restitución del puesto policial, ya que por disposición gubernamental había sido trasladado al destacamento militar de Sonsonate.  Don Miguelito Call (como cariñosamente lo llamaban) se encontraba celebrando el gane de las elecciones municipales que se realizaron el 3 de enero (fraudulentas ya que solamente el era el candidato, ya que a Eugenio Chávez del Partido Comunista lo habían descalificado antes de las elecciones), en una casa sobre la calle minerva (hoy 7ª Calle oriente ), presentando en aparente estado de ebriedad llega a la esquina que cruza la calle Alvarado (hoy 2ª av. Nte), se encuentra con un grupo indígenas a quien les dispara, en ese hecho asesina a dos indígenas.  Acto seguido los indígenas que lo superaban en cantidad, lo persiguen y lo asesinan a golpes y machetazos al perecer alrededor de la alcaldía municipal, se dice que los responsables eran originarios de Ataco; la familia lo traslado a la Escuela de Niñas (hoy Dr. Mario Calvo) en donde aparentemente lo enterraron, (ya que la ciudad estuvo ocupada por tres días).

Esa noche, el 23 y 24 del mismo mes fueron saqueados los principales negocios de Izalco y de las personas que maltrataban a los indígenas, especialmente los negocios que se encontraban en la calle principal entre ellos: Montepío de la familia Merlos, Almacén Dalia (de la niña Lucia Álvarez) , Almacén York, Vía Rosa, Almacén del Chino Sen Lan, Farmacia el Águila (hoy Izalqueña que era de don Francisco Álvarez), varias cantinas, tiendas, entre otros;  igualmente quisieron saquear las casas de los ladinos acaudalados lo cual les fue imposible ya que  con anticipación habían reforzado los portones, la mayoría de ladinos influyentes habían huido del pueblo ante el inminente motín.  A este grupo de indios se le sumaron muchos pobladores de los alrededores de Izalco, eran aproximadamente mas de 2000 indios; para esas noches todo el pueblo estaba tomado, reinaba la ley de los indios, con música (con una vitrola que se le quito a don Francisco Álvarez) comida y chicha, se le decía al gobierno que en Izalco la dignidad de los indios no se podían pisotear, que la injusticia, el robo, las violaciones de los ladinos había llegado a su fin.  Por lo menos durante tres días nuestros hermanos caminaron por nuestro pueblo LIBRES, ahora entendemos que por esa libertad vale la pena morir, ya que han sido muchos los años de sufrimiento.

La niña Graciela Velazquez recuerda que vio a muchos indios armados con hachuelas, chuzos, barras de hierro, corvos y cumas, quienes cortaron los cables del telégrafo y los cables de energía eléctrica, estos indios desconocidos para la mayoría de los habitantes de Izalco probablemente habían venido de otros municipios vecinos y cantones de Izalco, ellos capturaron a algunos ladinos a quienes los amarraron en parejas a nivel de los brazos y los trasladaron al cruzado de Atecozol (antes la entrada a Izalco desde la capital), dentro de estos ladinos capturados estan los Srs. Antonio Marciano, Emilio y Carlos Velazquez.  Es probable que se ubicaran en el cruzado y utilizaran a los ladinos como defensa en contra del ejercito.  La madre de Doña Chela se llamaba Carlota y vivió por mucho tiempo en la esquina (sobre la 3ª av. Norte) conocida como El Palermo (nombre de un restaurante) cuenta la niña Chela que su abuelo se encontraba enfermo y necesitaba medicinas ante la necesidad de comprar medicina por lo peligroso que estaba, la niña Carlota se puso un vestido rojo y frente a la muchedumbre gritaba “viva el socorro rojo” para así abrirse paso para llegar a comprar las medicinas necesarias para la recuperación de su padre.  Doña Chela recuerda que hablaron con Rebelio Díaz (casado con doña Quina Pacheco) un guardia cívico, el les comento que en Santa Tecla Las Delicias se enfrentaron los indios con el ejercito cuerpo a cuerpo, las noticias en un primer momento eran acerca de la valentía y de la avanzada de los grupos insurgentes.

Dentro de los Izalqueños que pertenecieron al movimiento indígenas están: Guillermo Sánchez, José Moran, Rafael Zacapa Orozco, Leonardo Palma quienes posteriormente traicionaron el movimiento y se volvieron en contra de sus hermanos; también se menciona a don Félix Ortiz, Manuel Franco, Paulino Herrera como los principales “ponededo”, ellos señalaban a los habitantes de Izalco que habían participado en el motín para ser asesinados. (testimonio de don Alfonso Calvo).  En Izalco Abajo fue don Francisco Méndez el principal “ponedero y saca gente” como lo atestigua la Sra. Quele, dice que posterior a la llegada de la tropa Fco. Mendez  llego a su casa y la golpeo brutalmente, en ese acto asesino a su esposo, ella lo vincula con muchos cientos de secuestros y asesinatos de indígenas; recuerda que en su lecho de muerte la mando a llamar para pedirle perdón, pero los asesinos del pueblo indígena no tiene perdón y era lógico el no concederlo, ella hace referencia a la riqueza y terrenos que obtuvo después de los asesinatos.

El día 25 por la mañana aviones de la fuerza armada disparan y bombardean nuestra ciudad, por la tarde el ejercito ingresa por tres frentes:

El primero ingresa procedente del destacamento militar de Sonsonate por el cantón Huizcoyolate, estos soldados venían en camiones y camionetas.

El segundo grupo era transportado en tren (es probable que fueran de los destacamentos militares del oriente del país), al parecer desde la capital, vía Caluco ingresan a Izalco.

El tercer grupo ingresa directamente a nuestro pueblo por la calle vieja a San Salvador (hoy 9ª calle oriente) en probable que venían de las guarniciones de la capital, estas venían al mando de Tito Calvo Marroquín (militar de origen Izalqueño).

Las primeras personas asesinadas se dan en el cantón Huizcoyolate; en Izalco la primera persona asesinada fue don José Arcadio (peche) frente a la casa de Los Barrientos; ese día se pintaba oscuro por el humo de los fusiles y por las cenizas de volcanes chapines que estaban en erupción.
Al venir la tropa nuestros hermanos no tenían capacidad de resistencia, no se tenia un plan de defensa y ante la diferencia abismal de armamento: piedras y corvos contra fusiles y ametralladoras los pocos sobrevivientes salen por la parte nor poniente, por los cantones Tunalmiles, Cruz Grande, muchos de ellos llegan hasta Santa Ana y se esconden por todo ese trayecto.

La tropa ingresa a Izalco y de inmediato comienza el genocidio.  Detallaremos los lugares donde se encuentran las fosas comunes, aclaramos que los testimonios no cuantificar la cantidad de asesinatos, pero si dan referencia de una cantidad bastante significativa. 

11.  Partido Comunista en Izalco

Antecedentes sindicales :


1 - Antecedentes históricos de los sindicatos

La explotación de los obreros, originada por los métodos empleados al inicio de la industrialización, aunada al afán de lucro excesivo de los patrones, fueron las raíces del movimiento asociacionista de los trabajadores, que buscaron homologar fuerzas respecto de los patrones por medio de la aglutinación de individualidades laborales, para reclamar condiciones salariales más justas, jornadas de trabaja más cortas y, en general, llegar a establecer un estado social más equitativo para la clase trabajadora.

Etapa de prohibición

La transformación industrial, que operó primero en los países europeos, prohibió terminantemente el derecho de asociación de los trabajadores, pues el régimen individualista no veía justificación para que los trabajadores se asociaran en defensa de sus intereses laborales e incluso se tipificó como un delito en los códigos penales: esta etapa de prohibición de dio entre 1776 y 1810.

Etapa de Tolerancia

Con el tiempo, los esfuerzos del Estado para prohibir el derecho de asociación fueron infructuosos, porque los sindicatos seguían existiendo. Por ello en los diversos países se inició una etapa llamada de tolerancia, en la cual, sin otorgar reconocimiento alguno al derecho sindical, se admitía de hecho, sin establecer nada respecto en las leyes dictadas por el Estado.

Etapa de Reconocimiento

A la época de la tolerancia siguió una de reconocimiento absoluto del derecho sindical.  Esto sucedió a finales del siglo XIX, ante las acciones de los sindicatos lograron que el estado variara su criterio al respecto y dictara leyes que reconocían a los trabajadores, de manera abierta, el derecho a integrarse en sindicatos.  Inglaterra fue el primer país que dio el primer paso en este aspecto, con el reconocimiento del derecho de coalición en 1824, que otorgaba la legalidad a un intenso movimiento asociacionista que existía en la clandestinidad.

Las  Internacionales

Dentro del proceso histórico del sindicalismo también se tiene que tomar en cuenta las internacionales, las cuales eran convocatorias de organizaciones sindicales.

La Primera Internacional

En 1862 se celebró en Londres la Exposición Internacional, la cual tuvo la participación de ingleses, franceses y alemanes; en total se reunieron más de 300 líderes obreros en la llamada Fiesta de la Fraternidad.  En esta se pactó la solidaridad entre los sindicalitas de estas naciones para buscar una unificación formal que les permitiera adquirir una gran fuerza.  Hacia 1867, la Internacional demostró su fuerza cuando los sindicalistas ingleses sostuvieron económicamente las huelgas de los trabajadores franceses.  La visión de esta primera Internacional se puede resumir en lo siguiente: “La emancipación económica del trabajador debe ser el objetivo de toda política. No es éste un problema local ni nacional, se trata de un problema social.”  La primera Internacional desapareció en 1870 por conflictos armados en Europa.  

La Segunda Internacional

En 1889 surgió la Segunda Internacional.  Uno de los aspectos determinantes de su acción fue que desde un principio pidieron asesoría política a partidos socialistas, y esta asesoría fue tan importante que dominó más la fase política del socialismo que los intereses gremiales de los afiliados. Esta organización llegó a tener hasta 12 millones de afiliados en todo el mundo.  No obstante, el estallido de la Primera Guerra Mundial sometió a dura prueba a la organización obrera, porque a pesar de sus sentimientos unionistas se dividieron con sentimiento nacionalista y se dispusieron a apoyar a sus respectivos países en la contienda; lo que provocó la desintegración de la Segunda Internacional.

Tercera Internacional

Concluida la guerra, al instaurarse la paz se puso en marcha un notable intento de los sindicalistas para integrar de nuevo la Internacional y se logró hasta 1919 en Moscú en donde la organización tuvo un corte comunista.  Se consiguió la afiliación de sindicalistas de 23 países. Su característica principal fue que era de tendencia abiertamente revolucionaria, y su acción primaria consistía en fomentar el descontento popular y la violencia con el propósito de transformar, según la teoría en una lucha de clases, al conflicto armado que había terminado.

El  Socorro Rojo Internacional (SRI)

Fue un servicio social internacional organizado por la Internacional Comunista en 1922.  Creada para que funcionara como una Cruz Roja política internacional. El SRI condujo campañas de apoyo a los prisioneros comunistas y reunió apoyo material y humanitario en situaciones especificas.  En San Salvador La liga Pro-Luchadores Perseguidos fue conformada por Víctor M. Angulo, quien fue su secretario general.  Otros oficiales fueron Tomas Coto Gonzáles, secretario de Organización, Juan A. Guardado, secretario de Propaganda, Rafael Bondanza, secretario financiero.  Este ultimo se convirtió en la mano derecha de Farabundo Marti y tuvo una prominente participación en el levantamiento de 1932, fue capturado y luego fusilado (Anderson, Matanza, Curbstone Press, Connecticut, USA 1992 version en ingles, pag. 4)

Federación Regional de Trabajadores de El Salvador

En 1920 el derecho de trabajo en El Salvador era inexistente.  En esta época todas las relaciones nacidas del trabajo se regulaban por el Código Civil. 

Durante los años 1920-1921, estallaron movimientos de huelga en algunos gremios, entre ellos; panificadores, zapateros (en esta huelga se propicio por primera vez una intervención tripartita: trabajadores, Estado, patrono) y sastres.

Entre 1921 y 1924 la fuerte crisis económica propicia la formación de nuevos sindicatos, entre ellos, de carpinteros, de zapateros, albañiles, sastres e, incluso, sindicatos de oficios varios.  En 1924 se crea la Federación Regional de Trabajadores de El Salvador (F.R.T.E.S.) que luego funda, junto con Federaciones similares de Guatemala, Honduras y Nicaragua, la Confederación Obrera Centroamericana (C.O.C.A.. Durante el Gobierno de Pío Romero Bosque (1927-1931) la F.R.T.S. libró importantes luchas, logrando que se decretaran leyes  importantes para los trabajadores como:
·      Ley de Protección  a los empleados del Comercio (31 de mayo de 1927)
·      Ley de Registro de Agrupaciones Obreras y Gremiales.
·      Decreto de Creación de las Juntas de Conciliación (15 de junio de 1927)
·      Reglamento de las Horas de Trabajo (13 de junio de 1928)

En la Capital Los trabajadores y sus organizaciones participaron de manera destacada en el alzamiento, por lo que el gobierno desata una dura represión contra ellos. Derechos como la jornada de 8 horas, las vacaciones, el descanso semanal, el pago de horas extraordinarias y los derechos de asociación y reunión son suprimidos.  Palabras como “Reforma Agraria” y “Sindicato” pasan a ser prohibidas. En 1920 el derecho de trabajo en El Salvador era inexistente.  En esta época todas las relaciones nacidas del trabajo se regulaban por el Código Civil. 

Durante los años 1920-1921, estallaron movimientos de huelga en algunos gremios, entre ellos; panificadores, zapateros (en esta huelga se propicio por primera vez una intervención tripartita: trabajadores, Estado, patrono) y sastres.

Sindicatos en Izalco

Entre 1930 y finales del 31:
La FRTS (Federación Regional de Trabajadores de El Salvador) creo bases organizativas en el cantón Cuyagualo; se reunió con ladinos pobres e indígenas, estas reuniones se hacían por la noche y en las quebradas de las haciendas.  El partido Comunista fue inscrito en Izalco y su representante fue Eusebio Chávez es seguro que las bases del FRTS y SRI serian cimientos del PC en Izalco.

El 14 de marzo de 1931 el gobernador de Sonsonate reporto la captura de líderes del SRI luego de que Farabundo Martí participara en una reunión en el cantón Piedras Pachas de Izalco.

El 7 de abril, la policía realizó arrestos en Piedras Pachas, en esa ocasión capturo a Alberto Masen.  El primero de mayo de 1931, la ciudad de Izalco amaneció con banderas puestas por los miembros del SRI;

En la marcha del 17 Mayo de 1931, en Sonsonate, se exigía la libertad de Farabundo Martí, muchos de sus participantes fueron militantes Izalqueños del SRI; esta marcha fue reprimida.

Según el testimonio de Fabián Mojica, el trabajo de la FRTS y el SRI fue previo al trabajo del Partido Comunista.  La primera gremial aglutinaba a los trabajadores y el segundo una dependencia que trabajaba por los derechos humanos de las comunidades, ambas durante los años 30 y 31, no hay que ser ingenuos para saber que ambas fueron los cimientos del incipiente Partido Comunista. 

El representante y candidato a alcalde del Partido Comunista en Izalco era Eusebio Chávez (carpintero  y evangélico), sin embargo la historia no lo reconoce como tal, lo peor es que ni el Partido Comunista lo reconoce . 

Al que si se reconoce es a Feliciano Ama quien es parte de los cofrades y representante indígena quien lucho mucho tiempo para recuperar las tierras que la familia Dueñas le robo a su suegro Patricio Chupan, es probable que en ese tiempo el ser indígena valiera mas que el ser comunista y por eso el liderazgo de Feliciano Ama, este toma importancia ya que dirigió la reunión de los cofrades en donde se toma la decisión de amotinarse, en el fondo la personalidad de Feliciano puede ser controvertida criticado por ambos bandos, actualmente algunos representante de las cofradías de Izalco lo toman como traidor.

Casualmente Chávez, su hijo y Feliciano Ama yacen enterrados cerca de la plaza del Jaguar en Izalco, en el corazón de Izalco.

Las elecciones municipales fueron el 3 de enero y las legislativas del 10 al 12 de enero, nuevamente la derecha hace fraude, este puede ser la chispa tomada por todos los alzados en el ‘32 (obreros, campesinos, indígenas, comunistas, Araujistas) planteando la necesidad de un alzamiento para la toma del poder.

Cuando Eusebio Chávez lanzó su candidatura para alcalde de Izalco (por el PC), con el apoyo del las cofradías (que anteriormente habían apoyado al partido del Dr. Gómez Zarate) aumentaron las posibilidades que el PC ganara las elecciones, entonces el gobernador prohibió su candidatura.

Era evidente que el candidato del partido Comunista ganaría las elecciones, y de allí la nulidad; pero igual, tal decisión polarizó la contienda política.  En esa ocasión el candidato del partido oficialista Miguel Call ganó con un margen de 758 a 1 ya que el representante comunista no fue inscrito.

Desde esa época se marca una conducta que llega hasta nuestros días en donde los partidos de derecha eran representados por los militares, terratenientes y actualmente empresarios; en Izalco el Partido de Conciliación Nacional llenaba miles de hojas de votación como lo dice en su testimonio el Sr. Julio Zeledón.  Actualmente grandes empresas del municipio transportan trabajadores campesinos de Honduras y Guatemala los cuales tienen documentos de identidad Salvadoreños para botar a favor de estos partidos.

Durante los acontecimientos del ‘32 , Los indígenas que estaban involucrados casi todos fueron asesinados a partir del 25 de enero y por unos meses mas, es difícil encontrar testimonios de la organización, de los lideres, de las armas (si es que se usaron), de las estrategias que se dieron en esa fecha, mas bien son testimonios de sobrevivientes que estaban de acuerdo con la matanza, familias de buenos ingresos económicos, caporales, etc.  El no encontrarlos nos deja la duda de que tanto el Partido Comunista influyo en la organización, hasta donde sabemos la organización desordenada por cierto fue de los cofrades Izalqueños.

Resumen

El pueblo Indígena Nahua Pipil de la región de los Izalcos, ha defendido desde la llegada de los cristianos y los españoles su tierra sagrada. 

El incipiente partido comunista no fue el autor, ni el único responsable de los acontecimientos del ‘32, fue un aliado al igual que los burócratas expulsados por el golpe de estado de m.m., los obreros y campesinos descontentos por el sistema impuesto, los sindicatos de trabajadores; estoy de acuerdo en asumir una multicausalidad en los autores del alzamiento, pero dentro de todos los indígenas de la región de los Izalcos fueron los que tomaron mas protagonismo.

Fueron los cofrades en su mayoría respaldados por cientos de años de sublevación y descontento quienes tomaron la decisión de sublevarse para recuperar las tierras.

Es importante conceptualizar el término Identidad Revolucionaria, conociendo la comunidad indígena de Izalco casi estoy seguro que si el partido Comunista hubiera penetrado unos años antes y si se hubiera tenido apoyo internacional, en Izalco se hubiera dado una revolución al estilo mexicano o cubano, ya que en el fondo se lucho por los mismo objetivos: recuperar la tierras robadas, concentración del dinero en pocas manos, beneficios estatales a un grupo muy selecto de familias, violación recurrente a los derechos humanos etc. 

Ha habido fraudes electorales recurrentes que ha afectado el desarrollo de nuestro país.

Se ha ocupado desde el inicio de la “democracia” un “sistema de justicia” en beneficio de unos pocos adinerados, corruptos .

Se han violentado recurrentemente los derechos humanos de nosotros los indígenas y del pueblo en general.

“Cada final es un inicio”: de seguir cometiendo los mismos errores políticos, militares, religiosos etc., el pueblo de los Izalcos ofrecerá nuevamente resistencia.  

*************
10.  Fosas Comunes

Este capitulo es una recopilación de testimonios que he realizado mayormente en mi clínica médica particular, hemos podido diferenciar las fosas urbanas y las rurales, además de otras en municipios vecinos, en estos testimonios se narra lo crudo de la masacre, asesinato de niños, mujeres, ancianos y de miles de hombres, la mayoría de los entrevistados eran niños cuando sucedió la masacre otros no habían nacido y son referencia de sus familiares fallecidos.

10.1  Fosas comunes en el casco urbano de Izalco

a.  Fosas Comunes de la Barranca de los Olotes
Las primeras fosas comunes se dan en la barranca de los olotes allí mueren una cantidad no determinada de indios.  Esta barranca se encuentra cerca del Estadio Municipal “Salvador Mariona”.  Al parecer fueron todos los capturados por la tropa que vino de San Salvador por la 9ª calle.  Como a las 10 de la noche se oía el ruido ensordecedor de los cañones llevándose la alegría, el sudor, la sangre y el recuerdo de nuestros familiares.

Cuenta don Máximo Masin que tenia 3 años de edad y que su padre Antonio Ramón fue asesinado en ese lugar, también fue fusilado su tio Nazario Masin quien logro salir herido, ambos se presentaron en la comandancia para pedir un salvoconducto alli eran apresados y sin juicio alguno los asesinaron inmediatamente.

b.  Fosas comunes de Huizcoyolate
El día que ingreso el ejército a Izalco los indígenas y campesinos que se encontraban dentro del casco urbano de Izalco huyeron en desbandada , como la tropa ingreso por el oriente en la entrada antigua a Izalco los insurrectos corrieron por tres zonas: un pequeño grupo salio al sur por el desvío, otros  por la parte norte de estos unos pocos llegaron a pie hasta el departamento de Santa Ana y otros fueron capturados por la tropa y asesinados en el canelo y los naranjos, un tercer grupo salio al poniente chocando con la tropa que venia en camiones del cuartel de Sonsonate; días después capturaron a los trabajadores de las fincas vecinales.

Cuenta la Sra. Josefina del Carmen Teshe (que nació en el mismo año de la matanza) que sus abuelos  Sebastian Córdova y Rosenda Teshe trabajaban el la finca de Adolfo Velado Deleón, Este Terrateniente reunió a todos sus trabajadores dentro de su finca para darles trabajo les ordeno que hicieran una fila; ya en fila y de sorpresa llego la tropa quien les ordeno hacer las fosas y posteriormente los asesinaron con las ametralladores; la abuela Rosenda se quedo en la casa y el abuelo Lázaro que se encontraba dentro de ese grupo se fue escondiendo entre las hojas de huerta y pudo escapar, se quedo escondido por muchos meses; la señora Carmen Teshe  identifica las fosas comunes cerca de unos palos de Conacaste allí enterraron a Lázaro Hernández su padre y a 7 hermanos mas.

En estas misma hacienda de don Adolfo Velado de León, se encontraba un pozo de agua, en donde uno de sus trabajadores don Ventura Ramos, paso escondido metido en el agua por temor a ser asesinado por un periodo no menor de dos meses, salía a recoger la comida que le daban su hija Amelia Ramos quien da el testimonio, ella venia desde el cantón el canelo, además da fé de una gran cantidad de trabajadores campesinos de la finca que murieron.

Dice don Elas Ramos que en este cantón asesinaron a la Sra. Bilina Tenzun, a la familia Chile a quienes después de asesinarlos los quemaron, por lo general se quemaban cuando no habían personas para hacer las fosas comunes o cuando era de tarde y no se tenía el tiempo para enterrarlos, muchos sobrevivieron por hacerse los muertos y los dejaban para enterrarlos o quemarlos el siguiente día, cuando se asesinaban de día les daban el tiro de gracia, cuando las municiones se terminaban los terminaban de matar a machetazos.

Tal parece que Afolfo Velado Deleón es el responsable de la mayoría de muertes que se dieron en este cantón, raras veces puede identificarse con facilidad tales actos y personajes.

Restos humanos evidentes en el suelo del Llanito, Izalco  August 8, 2012
c.  Fosas comunes del Llanito
Las primeras fosas en Izalco fueron las de la Barranca de los Olotes, posteriormente a los capturados se les asesinaban en las fosas del Llanito, cuenta la Sra. Ester Morales que en ese año ella tenia 9 años, ella vio que en el llanito hicieron tres fosas grandes una atrás de las ruinas de la iglesia Asunción y las otras dos paralelo a costado norte de la Escuela Salomón David González, muy profundas de mas o menos tres metros de hondo, allí enterraban a muchos indígenas que los asesinaban en otros lugares, eran transportados en carretas haladas por bueyes, desde el balcón de su casa podía ver las carretadas de cadáveres que escurrían mucha sangre por el camino; recuerda oír disparos a cualquier hora en lugares ubicados al sur del actual desvío.

Una vez realizados los primeros asesinatos y enterrados en la Barranca de los Olotes, el ejercito después de los primeros días inicia una persecución de las personas que se encontraban amotinadas, fue gracias a los “ponedero” que se inicia una cacería de muchos habitantes del municipio de Izalco, de estos la mayoría fueron enterrados en las fosas comunes del Llanito.  Estas fosas comunes son las mas significativas de la matanza ya que son de las pocas que podemos ver ya que se encuentran en el corazón de Izalco, la mayoría de fosas son de muy difícil acceso y en otras ya hay construcciones posteriores, otras son ocupadas para arado.

En estas fosas estaba de curioso Francisco Cea (chicomono) quien al momento de dispara un sargento del ejercito les grito: “aquí están sus semillas y su tierra” en relación a las balas que los asesinaron  y a las fosas comunes donde los enterraron.

Comenta don Carlos Elas Ramos que era sacristán del padre Cea, este sacerdote decidió construir un muro perimetral alrededor de la iglesia Asunción en 1970 al escarbar para hacer los arranque del muro encontraron una gran cantidad de huesos de los indígenas asesinados por el ejercito.

La Sra. María Luisa Latin de Masin tenia año y medio de vida nunca conoció a su padre ni a su tío ambos Fabio Velazquez y Jesús Latin fueron secuestrados de sus casa, fusilados y enterrados en estas fosas.

La Sra. Guadalupe Carias Méndez dice que su padre Roberto Carias fue obligado a enterrar una gran cantidad de cuerpos, muchos de ellos en estado de descomposición, se desprendían del cuerpo los brazos; este testimonio nos puede expresar que la cantidad de muertos eran de miles,  que no habían personal suficiente para enterrarlos en los primero días previos a la descomposición de los cuerpos.  Don Roberto Carias fue forzado a pertenecer a la Guardia de prevención la cual tenia entre otras funciones enterrar los cadáveres.

La Sra. Cristina Vásquez recuerda que su padre y su abuelo Manuel Ascencio Vásquez y José de la Cruz Vásquez  fueron secuestrados por el  ejercito el dia 25 de enero es probable que los secuestrados entre el 25 y el 30 de enero se encuentren en las fosas comunes urbanas preferiblemente las del llanito.

La sra Isabel Cocolin de Pinte recuerda que sus tíos: Pedro , Manuel y Angel cocolin fueron secuestrados por el ejercito y asesinados en estas fosas comunes.

El Padre “Napo” párroco de la iglesia asunción en una ponencia de la conmemoración del ‘32 en el año 2010 refiere la importancia de las fosas del llanito ya que están dentro del recinto de la Iglesia Asunción, son muchas las personas que le comentan que hay muchos huesos que están saliendo a la superficie, con el tiempo si no contamos con estudios científicos forenses pondríamos perder información valiosa de nuestros hermanos que descansan en el Llanito.

d.  Fosas comunes en el Parque de arriba frente a la ex comandancia
Cuenta don David Marroquín, que sus tíos, los hermanos Raúl y Gustavo González organizaron a un grupo numeroso de residentes Izalqueños para extenderle un documento escrito de protección  o salvoconducto, para obtenerlo debía ser obligatorio ponerse un pañuelo rojo en su  brazo, se reunieron en el parque Ama y desfilaron al norte hasta el parque de arriba, al llegar a dicho parque la tropa estaba escondida ellos tenían las ametralladoras thompson las cuales asesinaron un numero incontable de personas, eran ríos de sangre que corrieron  por la 7a calle oriente, eran tantos nuestros hermanos fusilados que cuando las balas se acababan, eran asesinados con machetes.  Refiere dicho testimonio que los hermanos Raúl y Gustavo González dieron al ejercito que venia de San Salvador una lista de nombres de muchos hermanos indígenas que  posteriormente fueron sacados de sus casas y luego fusilados. 

Don David Marroquín es nieto de la Sra. Rosa Marroquín quien a su vez era hermana del coronel Tito Calvo Marroquín, Alfonso Marroquín y Mario Calvo Marroquín (medico y deportista de muy grata recordación en nuestro pueblo, una escuela y el equipo de futbol de nuestro pueblo lleva su nombre). Los primeros dos hermanos Marroquín fueron fusilados por el genocida m.m. ya que participaron en su contra en la huelga de brazos caídos, la cual saco al genocida m.m. del poder.  Debemos de recordar que el coronel Tito Calvo Marroquín fue uno de los principales asesinos y torturadores de nuestro pueblo, a pesar de que hay algunos testimonios de personas que fueron sacados de los pelotones de fusilamiento, y de algunas personas que el protegió.

A propósito del listón rojo es de mencionar que por el ‘32 se conoció el Socorro Rojo Internacional, (que mucha gente simpatizante con la derecha lo ha querido vincular con los movimientos comunistas y mucha gente de izquierda lo vincula con los primeros movimientos revolucionarios), pero este movimiento Socorro Rojo internacional eran dependencias estadounidenses que defendían los derechos humanos de las comunidades indígenas, de los Cherokee, Sioux, Dakotas, etc.  de tal manera que identificarse con el color rojo en aquellos tiempos era sinónimo de identidad indígena y no a movimientos comunistas, ni mucho menos a los movimientos revolucionarios.  Es importante que el representante del Socorro Rojo Internacional era Farabundo Martí quien posteriormente fue candidato del partido comunista.  Osea se trabajo por una dependencia que posteriormente fue base del partido comunista.
Las ametralladoras Thompson M1928 fueron introducidos por el cuerpo de marines de los Estados Unidos en centro América, son los mismos que combatieron en contra de Sandino en Nicaragua y las mismas que ocupaba la mafia estadounidense.

e.  Fosas comunes en el parque de abajo
(debe ser conocido  por los indígenas como Parque AMA )
Es el único lugar del cual hay testimonio de ahorcamientos.  Contaba mi abuela Rosario Zetino que ella en ese tiempo vendía pan y durante su recorrido para sacar la venta del día pasaba por el parque Ama observaba por muchos días personas que eran colgadas en diferentes palos, posteriormente eran enterrados debajo de los palos. También refiere mi abuela que habían muchas fosas comunes frente a la Alcaldía municipal.

Aquí  por ser el parque central fue ahorcado y posteriormente enterrado el líder indígena Feliciano Ama después  que los guardias cívicos lo ahorcaran y un sargento le diera el tiro de gracia en la cabeza, (según testimonio presencial de “taltusa”) también aquí enterraron al candidato a alcalde municipal por parte del partido comunista Eusebio Chávez y a su hijo con igual nombre, don Victor Canales refiere que Eusevio Chavez hijo le reprocho a su padre antes de ser ahorcado usaron tres lasos para ahorcarlo ya que los dos primeros se rompieron (don Víctor Canales no estuvo presente en el ahorcamiento de Feliciano y los Chávez dice que se rumoro que Feliciano Ama estuvo ahorcado por 4 días ya que ningún familiar fue a reclamar su cadaver.)

No pudieron tener mejor lugar para ser enterrados los lideres indígenas y comunistas que el parque Ama, el corazón del pueblo de Izalco, ahora podemos identificarlo fácilmente y colocar sus restos en un lugar especial, por mucho tiempo se desconoció este lugar.

f.  Fosas comunes del Cementerio Municipal
Oswaldo Antonio Díaz es un amigo de muchos años, desde que cargaba en la cofradía de Jesús Nazareno, desde que pertenecimos al equipo de fútbol “Solar”, el ha sido un voluntario permanente de la Cruz Roja de Izalco; el me comenta que su abuelo tenía su mismo nombre Oswaldo Antonio Masin Díaz no sabía nada de los movimientos insurgentes, por la tarde recién acababa de llegar de trabajar de jornalero, cuando fue sacado de su casa por elementos del ejercito, lo llevaron al parque Ama y lo ahorcaron como a las 4 de la tarde, sus familiares recogieron el cadáver al siguiente día y lo enterraron en el cementerio municipal raras veces se pudieron enterrar a sus familiares, refiere que diariamente ahorcaban en el parque Ama a mas de 30 indígenas por un periodo aproximado de 8 días. 

Don victor Canales recuerda que tenía mas de 5 años en esa época los muros del Cementerio Municipal eran de adobe este era cuidado por don Arturo Calles;  allí enterraron entre otros a Carlos Calvo hermano de Alfonso Calvo les decían los “cadejitos”.   Carlos era un bolo que había trasnochado y se dejo un listón rojo en su brazo, cuando despertó de la borrachera el ejercito ya lo había capturado y aunque el no tenía nada que ver con la revuelta igual lo mataron.


g.  Fosas de la Ceibita
En este lugar (200 mtrs al poniente de la actual Ceibita del Barrio Santa Cruz) se encontraba el antiguo cementerio donde se enterraron muchos cadáveres; don Eulalio Tutila de fe del fusilamiento de muchos indígenas, el cuenta que de dos en dos iban amarrados, uno llevaba la pala y el otro la piocha para cavar sus tumbas.

La profesora Juliana Ama (nieta de Feliciano Ama) da fe de que cerca de la ceibita enterraron a algunos campesinos, allí la tropa disparo contra el niño de 10 años Clemente Shupan a la altura de la actual “Ceibita”,  (testimonio de Maria Teresa Ríos), lo importante es mencionar que la tropa asesinaba todo lo que se movía, cualquier ejercito responsable puede diferenciar un adulto de un niño.



h.  Fosas comunes en la salida norponiente de Izalco, (Cantón Cruz Grande)
Es importante mencionar que la parte norponiente era la única salida por donde se podía huir del ejercito; posterior a las primeras matanzas, el ejercito inicia una cacería humana y son estos cantones Cruz, Grande, Tunalmiles, Talcomunca en los que todos los nativos participantes o no del movimiento eran perseguidos y fusilados posteriormente.  La mayoría de testimonios nos dicen que los indígenas se presentaron a la comandancia, se entregaron al ejercito ya que pensaron que por que no habían participado en los acontecimiento se les iba a perdonar su vida, a juzgar por los testimonios no fue así y fueron asesinados todos los que se presentaron.

Dice la sra. Julia de las Mercedes Shunico, que su papa Leopoldo Pinto nunca participo en dichos movimientos se fue a esconder al monte, en donde lo encontró el ejercito y luego lo fusilaron, al parecer fueron enterrados en estas fosas comunes.

Doña Emilia González dice que asesinaron a su esposo don Hipólito Pinto y su cadáver estaba junto al de Pablo Cushco, es de los pocos testimoniantes que lograron dar cristiana sepultura.

Cuenta la señora María Carranza que su esposo e hijos se encontraban en la casa, cuando vieron que venia la tropa su esposo les dijo: “hijos vamos a  aporrear maíz , por que a la tropa no le gustan los haraganes”.  La tropa entra e inmediatamente se lleva al padre y a sus tres hijos (familia carranza), posteriormente fueron fusilados y enterrados en fosas comunes en la entrada del cantón Cruz Grande, con el tiempo se abrió una calle y cuenta con dolor que la maquina descubría una gran cantidad de cráneos y huesos largos de todos los fusilados en ese lugar.

La Sra. Marta Patiño tenia 6 años era la tercera hija de 5 hermanos, unos días después de la llegada de la tropa e Izalco llego don Mariano Peñate a decirle a su padre don Toribio Cortez, que se presentara a solicitar un salvoconducto por que si no los comunistas los iban a matar, su padre ya no regreso dejo 5 hijos huérfanos entre 2 a 10 años, a el lo enterraron en estas fosas comunes.

Muchas personas aún piensan que los asesinatos del 32 fueron realizados por los comunistas, debido a que el ejercito, los guardias cívicos los terratenientes y el aparato estatal difundieron dichos comentarios: que los campesinos indígenas habían sido asesinados por los comunistas. 


i.  Fosas Comunes del cruzado de Atecozol       
Cuenta don Eugenio Polanco (residente del cantón Chorro Arriba) que en 1932 tenia 12 años, su padre Secundino Corado era auxiliar de comandante y que por eso se salvaron de ser asesinados. Refiere que constantemente eran amenazados por el comandante quien les decía: “ustedes van a ser los últimos”, en referencia a que ellos iban a ser los últimos indígenas en ser asesinados, por supuesto después de asesinar a todos los indios.

Cuenta don Eugenio que su madre Demesia Polanco le contó de múltiples asesinatos que realizo el ejercito en contra de la población Izalqueña y de las fosas comunes las cuales están ubicadas  desde  el recibidero de la familia Franco (actualmente 40 mtrs al oriente de la Unidad de Salud de Izalco) hasta el cruzado de Atecozol (final de la 9ª C. Ote.), allí están enterrados los hermanos Carlos y Francisco Juárez .  También cuenta que su familia era amigo de don Gerardo Minco a quien lo agarro la tropa y junto a muchas personas fue fusilado, teniendo ese día mucha suerte ya que ningún disparo impacto en él y también por el echo de que ese fusilamiento fue de noche y no le quedo tiempo a la tropa de enterrarlos, salvándose de milagro, añade que cuando eso sucedía  en los días siguientes los perros y los cerdos se comían los cadáveres de nuestros hermanos, ya que la mayoría de familiares por temor a ser asesinados o por desconocer el lugar de los asesinatos no los podían dar una digna sepultura.

Don Eugenio refiere que el Sr. Esteban Tula era un cuidandero de la finca de los Villeda y vio que un indígena andaba huyendo y al verlo le disparo, hiriéndolo, al siguiente día llamaron al comandante quien ordeno que hicieran una fosa, ordeno que lo enterraran vivo pero ante la duda de que podía salir, mando a uno de la tropa a matarlo con un corvo a machetazos adentro de la fosa.  Actos de terror similares presentaron muchos cuidadores de fincas entre estos Antonio Culgua quien era el encargado de la Finca del Transito.

En estas fosas estaban los alzados que habían sido identificados por listados (estas listas las daban los sacerdotes quienes sacaban vía confesión los testimonios de participación, otras listas fueron los que estaban afiliados en el partido comunista y otra lista la dieron los hacendados, terratenientes o pudientes económicos de Izalco), me comenta don Feliciano Zapa que el ejercito capturaba a los indios y a los católicos, menciona que cuando decían que eran evangélicos los dejaban libres y les daban un salvoconducto, creo que este testimonio es mas un fanatismo religioso, es ese momento las iglesias evangélicas no estaban muy diseminadas como ahora en los cantones y no era su religión sino el perfil indígena, su nombre, su residencia lo importante para asesinarlo o no.


10.2   Fosas Comunes rurales de Izalco
           
Estas fosas comunes que hemos revisado anteriores se dieron con los habitantes del casco urbano de Izalco, posteriormente se da la persecución en los cantones, hasta este momento no entendemos tal persecución ya que por los testimonios  la mayoría de las personas de los cantones no conocían o negaban dicho movimiento, algunos cantones como Cuyagualo, Chorro Arriba si tenían militantes, muchos murieron sin saber las causas de los asesinatos, la tropa llegaba a sacarlos ellos  nunca pusieron resistencia, preferían esconderse en los matorrales, no hay testimonios que respalden resistencia a los arrestos. 

Don Domingo Feliciano Zape me comento que a finales de 1931 se vio un movimiento anormal de indios en el cantón Chorro arriba, se reunían por las noches, fueron juntando muchos caballos y estaban almacenando una gran cantidad de víveres probablemente para alimentar a los alzados.

A continuación mencionaremos las fosa comunes que se encuentran en los cantones de Izalco.

a.  Fosas comunes del puente “caido”. (Cantón Cuntan)
Posterior a la “limpieza étnica” en el municipio se ingresa a los cantones, con el objetivo de eliminar toda “resistencia” y de esa manera ocupar (o robar) tierras para el cultivo del café, que en el fondo ese era el objetivo de la tropa y de los terratenientes de hecho muchos militares fueron los nuevos propietarios y también algunos ladinos locales y terratenientes nacionales).  Allí enterraron a los capturados de los cantones Cuntan (la bendición), Chon Chon, La Ceiba.  La mayoría de estas personas no conocían de estos movimientos tal es el caso de Erasmo Tunte Ramírez, quien con su familia habían escuchado los disparos, cuando llego la tropa le pregunto quien era, el contesta ser hijo ilegitimo, solo por este hecho de ser hijo ilegitimo y tener el apellido indígena fue suficiente para asesinarlo (testimonio dado por su hija Cristina Ramírez).

Cuenta la Sra. Ana Alicia Murgas que sus abuelos paternos Maria Ramos Ishio y su esposo fueron asesinados en este cantón además sus terrenos les fueron robados, posterior a la matanza se trasladaron al cantón Piedras Pachas por temor a futuros asesinatos nunca protestaron por sus tierras robadas; en este cantón también robaron muchas tierras que pertenecían a la comunidad indígena, fueron militares entre otros los nuevos dueños.

Don Víctor Canales me comenta que en el camino al Cantón Cuntan se encontraban los cuerpos regados sobre la calle de acceso, comenta también que los bueyes se estaban comiendo a su patrón que días antes había sido asesinado por el ejercito.


b. En el cantón Tres Ceibas
Caserío el coroso  asesinaron una gran cantidad de personas en cuenta Vicente, Nicolás y Juan Tigui da el testimonio el mayordomo de la cofradía del Padre Eterno, Alonso García.

c. Parte Sur-oriente de Izalco, en los cantones Cangrejera, la Chapina, Piedras pachas entre otros
No hay testimonio de fosas comunes, pero si de asesinatos que dejaban los cuerpos al aire libre, en donde las aves de rapiña, los perros, los cerdos y otros animales se comían los cuerpos aun calientes y en descomposición;  se dice que en Izalco los sobrevivientes dejaron de comer carnes por mucho tiempo ya que tenían un sabor diferente, las calles parecían desiertas, casi solo mujeres y niños paseaban por el pueblo.

d.  En Cantón Piedra pachas
La tropa le robo a la Sra. Josefa Díaz: gallinas huevos, Tuncos, para alimentarse; la tropa tomaba lo que quería abusando de su autoridad y asesinando muchas veces para saciar su hambre.

La Sra Juana Murgas que nació pocos días antes de la matanza refiere que su padre Raymundo Murgas fue capturado y llevado a las cárceles de Izalco tras las rejas vio por unos instantes a su hija ya que posteriormente fue asesinado, esto sucedió muchos días después del  fatídico 22 de enero, esta fue una conducta a seguir persecución constante de campesinos e indígenas, don Reymundo se escondía en los cafetales, en los montes, en el tabanco de su casa de barro con techo de zacate antes de finalmente ser capturado.

e.  En  Cantón Las Higueras.
Dice don Gilberto Guevara que se encontraba un cementerio de todos los acecinados de ese cantón, este se encuentra sobre la calle antigua a Izalco, 5 cuadras después del actual puesto de policía, allí había una emplanada y cada dos de noviembre los familiares llevaban flores para recordarlos.

Don Ángel de Jesús Centeno, residente de las Higueras, menciona que el pueblo de Izalco estaba cerrado no se podía transitar debido al temor generado por el ejercito, dice que el capitán Narciso Colato formo batallones con la orden de “fusilar a cuanto encontraran”, este capitán reclutaba jóvenes desde los 18 años y formaba guardias cívicas cantonales; dicho capitán asesino y violo a la Sra. de don Alberto Masin  a quien también asesino para robarle las tierras; esta sra. estaba emparentada con el genocida m.m. por tal motivo el capitán colato fue degradado y lo separo del ejercito.  Don Ángel da testimonio de fosas comunes en los cantones Cuyagualo (valle), Chorro Arriba, el Playón y la Española (en la bananera).

f.   En Canton Cuyagualo
En este cantón falleció el Sr. Alberto Chile (dio su testimonio la Sra. Felicita Chile su sobrina) Ella menciona que en cuyagualo no habían fosas comunes, los cadáveres quedaron esparcidos por el suelo y fueron las aves de rapiña quienes se los comieron, dejando las osamentas al aire libre.  Otro fallecido es el Sr. Francisco Vega, quien pertenecía a los patrulleros del cantón que prestaba servicio para el ejercito, el y muchos mas fueron citados  para presentarse al cuartel de Sonsonate, en dicho lugar fueron asesinados  todos los patrulleros que citaron , según testimonio de su sobrina Damasia Vega.  Seria importante sacar un informe de probables fosas comunes en el cuartel de Sonsonate y sus alrededores  no solo de 1932 sino de la década del 80 debido a que el ejercito ha sido el responsable de miles de asesinatos.    

g.  Cantón Talcomunca, Caserío CEGA
Don Leopoldo Guillen dice que el ejercito secuestro a sus primos: Fernando Guillen y David Guillen y nunca los encontraron.  Además menciona que don Juan Córdova y Cristina Córdova iban huyendo y que el ejercito los ametrallo. En este cantón no hay referencias de fosas comunes.
Don Víctor Manuel Galdames tenia 13 años sus abuelo Abelio Guevara y su padre  se fueron caminando hasta el cantón Matasano del departamento de Santa Ana, allí pasaron por alrededor de cuatro meses hasta las próximas cortas de café, fue entonces que los indigenas pudieron salir ya que eran necesarios para las cortas de café; ellos son de descendencia europea sin embargo huyeron de Izalco ya que como dice  “muchos pagaron justos por pecadores”, refiere que los indígenas eran identificados con banderas de color y los que tenían relación con los hacendados ellos los salvaguardaban, cuando el ejercito llego a este cantón le robaron a su familia ganado para alimentar a la tropa, aquí no refiere fosas comunes de las tres entradas que tiene el cantón (Izalco, Nahuizalco y Cruz Grande) la mayoría fue capturado y asesinados en Izalco, un Sr. que se llamaba Tacho Peñate fue el encargado de identificar a las personas que podían tener alguna relación con el movimiento para posteriormente fusilarlos.

Resumiendo los acontecimientos en los cantones podemos enumerarlos:

Huizcoyolate, Cruz Grande, Cuntan, Chon Chon, La Ceiba, La Chapina, Cangrejera,  Piedras Pachas, Las Higueras, La Española, Cuyagualo, Chorro Arriba, Chorro Abajo.- Probablemente a los asesinados en la entrada al cantón Cruz Grande podríamos incluir a los habitantes de Talcomunca norte, Tunalmiles ya que se encuentran es la misma zona geográfica, Asimismo podríamos incluir a los de Chorro Abajo con los de Chorro arriba; esperamos que nuevos testimonios nos ayuden a localizar nuevas fosas comunes.


10.3  Fosas Comunes de los municipios aledaños a Izalco

Hemos tenido la dicha con mi esposa de comunicarnos con muchos pacientes que nos consultan y que son originarios de los municipios vecinos de Izalco, debido a esto hemos localizado algunas fosas comunes fuera de nuestro municipio así:

a.   Nahuizalco
Hay testimonio que a don Abel Suriano residente en Nahuizalco lo acecinaron para robarle muchas cabezas de ganado.

b.  Caluco
No tenemos información de fosas comunes, pero don Lucio Espinosa quien reside en la Ensenada dice que los campesinos por el temor de ser asesinados, se subían a los palos de coco y el ejercito les disparaba, era terrible ver los cuerpos cayendo desde lo alto ( solo recuerdo las personas que se tiraban de las torres gemelas el 11 de septiembre en estados unidos).

A Zoila concepción Leonor le robaron las tierras que tenia en Caluco, aunque esta tierra no es apropiada para el cultivo del café si posee tierras con regadío muy importante para la ganadería por la abundancia de agua.

Don Leopoldo Zepeda, de Las Flores (Caluco) dice que el ejercito reclutaba cuadrillas de hombres en caluco para enterrar una gran cantidad de indígenas en Izalco, este reclutamiento se hacia de día y de noche.  Don Leopoldo Zepeda tiene estigma europeo, ojos claros, piel blanca, alto de estatura, no era este el perfil de las personas que el ejercito tenia orden de asesinar.

La niña Juana Sandoval tenia 14 años y recuerda que muchos pobladores de Caluco fueron  secuestrados por el ejercito y por un Sr. llamado Enrique (quien era mandador de fincas) fueron trasladados al municipio de San Julián, recuerda de una familia llego huyendo a refugiarse a las montañas de Caluco y una señora dio a luz a un niño, fue tan traumático el nacimiento que la madre falleció en las labores del parto, al no tener los recursos para alimentar al recién nacido le daban  “agüita de morro”  el niño por cuestiones obvias murió; la mamá de la niña Juana le refería ríos de sangre que le llegaban a la rodilla de personas asesinadas en Sonsonate.

c.  Fosas comunes de los Naranjos
Josefina Godoy refiere que en Los Naranjos el ejercito ingreso en camionetas, acecinaron aproximadamente a 200 personas entre ellas Juan Trejo, la familia Moran, Juan “hueva”.  También en la cumbre de los Naranjos calcula unos 300 personas asesinadas, cuyos cadáveres eran devorados por los perros; lo importante es que los Naranjos y la Cumbre de Los Naranjos es zona eminentemente cafetalera.

d.  Fosas comunes de San Julián
Juana Sandoval de Corado quien vivía en San Julián, recuerda que en la calle a Cuisnahuat en la ensenada el Tunco se apilaron una gran cantidad de cadáveres y que su madre le dijo que “la sangre le llegaba hasta la rodilla” el testimonio textual es claro: la cantidad de sangre derramada excedió lo mentalmente permitido.  Algunos de estos cadáveres los enterraron en Sonsonate (se desconoce el lugar probablemente en el cuartel).  La familia de la niña Juana colocaba banderas blancas en las casas para evitar los saqueos y protegerse de la tropa, en su caso funciono. 

Contiguo a San Julián esta ubicado Ishuatan allí se encuentra el río Estasuche refiere don Francisco Peraza (ya fallecido) que las aguas de dicho río se cambiaron del color cristalino natural al color rojo, debido a la sangre derramada por cientos de hermanos indígenas asesinados, en ese lugar no refiere existencia de fosas comunes.

e.  Fosas comunes de El Canelo
La Sra. Amelia Ramos residía en el Canelo y su padre trabajaba en unas fincas del cantón huizcoyolate de Izalco, con su madre decidieron buscar a su padre (Ventura Ramos) , cuando venían por el cruzado del canelo y los riítos encontraron  que la tropa había capturado mas o menos 4 filas de 50 hombres y niños muchos padres cargaban a sus hijos, después de haber caminado trescientos metros oyeron una disparazon terrible, habían asesinado niños inocentes (como en los campos de concentración de la Alemania nazi) estas líneas mezcladas con lagrimas son las que no se pueden ocultar, asesinar niños inocentes es la peor de las barbaries que el ejercito cometió, es necesario entonces difundir estos actos de una manera oral como la tradición indígena, con el objetivo que no se repitan jamás.
                 
Víctor Calzadilla, dice que residían con su familia en Izalco y al saber de la matanza decidieron esconderse en los montes y cañales de Huizcoyolate, escondidos estaban cuando de casualidad se encontraron con un amigo que también andaba huyendo, era tanto el temor de ambos  que pensaron que esos cañales les iban a dar fuego, así pasaron por muchos días por muchos montes hasta llegar de nuevo a su casa, de hecho son pocas las familias que pueden contarlo.  El temor de don Víctor era por que a los menores de 14 años también los asesinaban.

f.  Fosas Comunes de Comayagua
María Roselia Esquivel, dice que en Comayagua sobre la carretera asesinaron aproximadamente a 200 indígenas.

g.  Fosas comunes Sonzacate
El parque central de muchos municipios sirvió de cementerios.  Sonzacate no fue la excepción según lo refiere don Antonio Miranda quien lo confirma en el parque central cerca de la Ceiba y de la iglesia católica; la Sra. Graciela Musto residente de Sonzacate, dice que asesinaron a las
Sras: Damiana Linarez  y Benedicta Guillen, esta ultima la pasearon desnudas por el pueblo las torturaron antes de fusilarla, es importante con este testimonio dejar fe que muchas mujeres fueron violadas, torturadas asesinadas.

h.  Fosas comunes del Sacayote
Genara de Jesús Pasasin, da testimonio que su cuñado murió y que su cuerpo esta enterrado en las fosas comunes en la cuesta Sacayote, dice también que no a todos los asesinados los enterraban. 

Entre otros mencionare algunos sucesos inportantes y nombres de personas fallecidas:


Manuel Antonio Najo, Hilario Turush, Francisco Juárez, María teresa Ríos, Ciriaco Torres, Antonio Torres, como compromiso a los testimonios dados por sus familiares a estos y todos los asesinados los hermanos creadores les den su bendición y se cobijen con nuestra madre tierra para esperar pacientemente la siguiente venida, que disfruten en el Omeyocan la defensa de nuestro pueblo.

Don Filemon Acosta residente del cantón Crus Grande me comento que el Sr. Gustavo Gómez fue sacado por el ejercito que venía del oriente del país y fue preso por 6 meses.

Don Juan Montano viajaba frecuentemente hasta Tonala allí tenia un terreno que le producía maíz, salió unos días antes del 22 de enero y regreso después del 25, entro por la ceibita sin saber que acontecía en el pueblo, el ejercito lo detiene en la esquina de la ceibita (del barrio Santa Cruz) y lo encañono le dijeron que lo iban a matar por comunista, al no tener balas le dijo un saldado a otro “déjalo ir, siempre lo van a matar a  la salida”; en ese momento puso su fé en el Niño de Atocha (así se conoce también al Niño Pepe que es celebrado por su cofradía el 6 de enero) y le pidió de corazón que no lo mataran, paso con su carreta cargada de maíz por todo el pueblo y en el cruzado de Atecozol encontró una tendalada de personas fusiladas, al ver obstruido su paso y al tener temor por los asesinatos decidió caminar con su carreta sobre los cadáveres eran cuadras de cadáveres; llego sano a su casa así lo cuenta su nieto Jesús Montano, para terminar su relato manifiesta que su abuelo se hizo un tatuaje del Niño de Atocha en el brazo izquierdo en señal de fe por el milagro concedido .

La platica con doña Matilde Roque ha sido una de las mas amenas que he tenido en estos años de recopilación de datos, ella tiene un espíritu muy especial es dinámica muy trabajadora y recuerda muy fielmente los concejos de su padre José Ángel Roque; el le contaba que fue secuestrado por el ejercito y trasladado al cuartel de Sonsonate unos días después de la ocupación militar de Izalco, ya se encontraba haciendo fila para ser fusilados (en esa fila ya habían sido fusilados muchos Izalqueños conocidos) su fé en dios cada minuto disminuía ante la impotencia de la matanza, en un momento inesperado del que muy pocos pueden dar fe se le acerco un comandante y le pregunto: “no sos vos Ángel Roque”  si mi coronel, no te acordas de mi, si mi coronel; por que no me has hablado, por respeto coronel; te acordas que fuimos compañeros en la escuela, si mi coronel; salite de la fila y andate para tu casa.  Don Ángel roque fue uno de los pocos sobrevivientes del terrorífico cuartel de Sonsonate, después de la matanza su fé en dios, la visión de esa nueva religión y sus ideales políticos se modificaron como los ideales de todos los sobrevivientes, 1932 es un punto y aparte del nuevo Izalco, desde allí la mayoría de sobrevivientes debía de darle gracias a dios por sobrevivir y pertenecer al menos ideológicamente a los opresores del pueblo; la nueva fé de las cofradías tomo un giro lógico  y la visión de los cofrados también, tan es así que muchos de ellos pertenecieron posteriormente en los años 80 a ORDEN (organización paramilitar relacionada con los escuadrones de la muerte) otros pertenecientes a las cofradías fueron miembros de los cuerpos de seguridad (Guardia Nacional, Policía de Hacienda, Policía Nacional) y otros  pertenecieron al ejercito; cantones como Cuyágualo, piedras pachas que habían tenido muchos miembros de los sublevados pasaron luego a ser bastiones políticos del Partido de Conciliación Nacional y posteriormente a la Alianza Republicana Nacionalista ARENA, familias como los descendientes directos de Feliciano Ama están dentro de esta esfera aún les da pena la “actitud de su padre” de revelarse contra el poder militar, algunos pertenecieron a la extinta guardia nacional.

Don José Ángel Roque aconsejo a sus hijas a jamás separarse de la religión católica, a nunca estar en contra del poder político, desde entonces fue fiel devoto del Padre Eterno, Justo Juez y Jesús de Nazareno (cofradías con mas creyentes en Izalco) hace algunos años falleció, desde que sobrevivió en el ‘32 les llevaba presentes por los favores recibidos, carretadas de atributos: maíz, azúcar, cal, cacao, etc.

Después de los acontecimientos el alcoholismo fue una practica común en los habitantes de Izalco, habían finqueros que les daban pisto fiado para que siguieran chupando a cambio de las cosechas de café, así lo dice doña Matilde a mi papa don Arturo Angulo de daba dinero para que se lo fuera a chupar a las chicherias (que por lo general se encontraban  al oriente de la ciudad de Izalco) según la cosecha así era el dinero que les adelantaba, don Roque tenia 4 1/2  manzanas y con eso le alcanzaba para chupar todo el año; esta fue una practica común de los finqueros.

El tomar chicha o guaro fue casi una conducta general, cuenta doña Matilde que su abuela tomaba 1 “real” de guaro (el real era la moneda en curso) todas las noches, ella se lo compraba en las cantinas; parece que después de la matanza el alcoholismo, el catolicismo fueron las puertas que mas abiertas estaban.

En ese tiempo la mujer que tenia su esposo era “orgullosa y respetativa”, ya que la mayoría de esposos, hijos, vecinos , etc. habían sido asesinados por el Ejercito Nacional y un grupo de adinerados que manejaban los hilos de la economía nacional.

Cuenta la Sra. Ester Morales que los templos de Nazareno y la Virgen de los Remedios empezaron a ser construidos posterior a la matanza aquí inicia la nueva religión del pueblo indígena Izalqueño, ya que todos los sobrevivientes debían de darle gracias a dios por haber sobrevivido.


11.  Feliciano Ama
Feliciano Ama Izalqueño de las familias indígenas, se caso con la hija de Patricio Shupan quien era el mayordomo de la cofradia del Santísimo.

En un momento después de la llegada de la tropa a Izalco, el 28 de enero, capturan a don José Feliciano Ama, indígena, humilde, trabajador, devoto de las tradiciones cristianas, amigo de casi todo el pueblo, mayordomo de la cofradía del Santísimo; quien no tenia por que huir, nunca asesino a nadie y por el contrario convivió con muchos; después de la captura es llevado a la comandancia frente al parque de arriba (hoy escuela especial) y posteriormente la tropa lo lleva hasta el parque de abajo a golpes y machetazos, fue asesinado en ese trayecto (como el calvario que llevo Jesús de Nazareno) murió por su pueblo, defendió hasta lo ultimo las tierras robadas.  Ya fallecido (no lo crucificaron) lo colgaron en un palo de aceituno, un sargento del ejercito (no le mete una lanza en el costado) de la un disparo en la cabeza y lo entierran en ese mismo lugar, no resucito al tercer día, dice (don Victor Cea) que quedo colgado por 4 días.  Feliciano Ama vive en el corazón con el sentimiento de resistencia a las tradiciones ancestrales a la posesión de las tierras en cada indio Izalqueño.

Ese mismo día el espíritu de Feliciano Ama asciende a los cielos y nos cuida desde el Omeyocan, para que sigamos por la senda del trabajo, de la justicia, de la dignidad, de la solidaridad, de la libertad, de la protesta y de la defensa de nuestro pueblo.

Lo enterraron en el parque de abajo cerca donde la comunidad indígena ha colocado la “Plaza del Jaguar”.  Desde ese momento ese parque queda bautizado para nuestra comunidad indígena y para la eternidad como PARQUE AMA.  En honor a la humildad, a la sencillez, a la solidaridad a la rebeldía que nuestro hermano Ama nos dejo.


12.  Saqueo de Cofradías
Otras cosas importantes: se ha hablado mucho del saqueo de los negocios por parte de los indígenas, pero no se menciona del saqueo de las cofradías, entre estos: comida, tierras y objetos de importante valor ritual (se le debe preguntar entonces a los militares y terratenientes donde se encuentran estos objetos), las cofradías mas importantes que fueron saqueadas son la del “Padre Eterno” y “María Asunción”.  Muchos ladinos después de los asesinatos se dedicaron al saqueo los Srs. Abrahán  y Víctor  Zepeda (tíos de mi madre) y el Sr. Arturo Angulo entre otros saquearon y robaron en Izalco y Juayúa aprovechando la ocasión.

Era una cantidad bastante significativa de niños huérfanos que quedaron, para ellos se fundo la escuela de indígenas Atlacatl (que posteriormente se fusionó con la escuela Salomón David González).  Allí estudiaron muchos niños la nueva lengua, con ellos casi muere nuestra lengua nativa el Nahuat, ya que posterior a los asesinatos hablar nahuat era un pecado, si la tropa oía hablar nahuat era suficiente motivo para asesinarlo, además había un autosilencio del idioma por el temor de ser  asesinado; pero lo mas importante que murió fue nuestra protesta, jamás se reclamo por las tierras robadas,  los terratenientes hicieron una colecta de muchos miles de colones, formaron un grupo republicano para recoger fondos para sufragar los gastos de la campaña militar contra los indígenas, entre otros los banqueros, la familia H. de Sola, el dinero se lo entregaron al genocida m.m. como muestra de la gratitud de la matanza de muchos hermanos, la iglesia cristiana dio un te deum en acción de gracias por dichos asesinatos .

La iglesia casi siempre ha estado en contra de los indígenas y vio la abolición de las tierras comunales y el fraccionamiento de las cofradías como una oportunidad para impones sus principios religiosos, después de los asesinatos el arzobispo de San Salvador expresa:

“La violencia y las luchas de clase estaban condenadas por el evangelio y que la represión estaba justificada contra cualquier clase que se revele contra otra amenazando con muerte y exterminación”,

en clara alusión a la condena en contra de las luchas indígenas y en claro apoyo a los asesinatos, la iglesia nunca se acordó de los indígenas cuando eran vilmente masacrados, ni el Padre Castillo de grata recordación intento hacer algo.  Fue hasta 73 años después que la iglesia reacciona y da cristiana sepultura en una misa que se realizo en la fosa comunes del Llanito; por estos días son pocos los sacerdotes cristianos que verdaderamente llevan el verdadero evangelio a las comunidades indígenas, que dicho sea de paso el evangelio no te da comida, vestidos, servicios, salud, educación sino resignación para que no protestemos por las injusticias.

El Ejercito difundió la extensión de un “salvoconducto” que protegiera a los habitantes de Izalco, pero fue una estrategia del ejercito para hacer llegar a todas las personas y aquellas que tenían rasgos físicos o tenían apellidos indígenas eran fusilados.

13)   Lista de asesinados

Nombre                                                                  Fosas Comunes

Feliciano Ama                                                            Parque Ama
Eusebio Chávez (padre )
Eusebio Chavéz ( hijo )                                                           
Oswaldo Antonio Masin Diaz                                                            Cementerio Municipal
José Arcadio Peche                                                      El llanito
Marcelino Sihuachi
Manuel Vásquez
Belisario Cocolin
Sebastian Sihuachi
Manuel Pasasin
Josefa Cocolin
Josefa Cunza
Nicolasa Chimiche
Jesús Vásquez
Fabio Velazquez
Pedro Cocolin
Manuel Cocolin
Angel Cocolin
Jesús Latin
Manuel Ascencio Vásquez
José de la Cruz Vásquez 
Belina Tenzun                                                            Huizcoyolate
Amilia Chile

José Shunico                                                            Comandancia
Santos Shunico                                                            de Izalco

Clemente Shupan                                                        La Ceibita

Gabino Masin                                                            Crus Grande
Familia Carranza
Cipriano Ramón
Leopoldo Pinto
Pablo Cushco
Hipólito Pinto
Toribio Cortez

Erasmo Tunte Ramírez                                                Cuntan

Alberto Masin y Sra                                                  Las Higueras

Alberto Chile                                                            Cuyagualo

Carlos Juárez                                                            Atecozol
Gerardo Minco                                                         (Cruzado)
Francisco Juárez

Juan Tigui                                                                Tres Ceibas
Nicolás Tigui
Vicente Tigui

Abel Suriano                                                          Nahuizalco

Francisco Vega                                       Cuartel de Sonsonate                                                                                                           

Juan Trejo                                                              Los Naranjos
Familia Moran
Juan Hueva

Damiana Linarez                                                       Sonzacate
Benedicta Guillen

Manuel Antonio Najo                                                            Desconocido
Hilario Turush
Francisco  Juárez
María Teresa Ríos
Ciriaco Torres
Antonio Torres


14)  Escuelas para huérfanos
Me cuenta la niña Graciela Velazquez que unos meses después de la matanza eran muchos los niños indígenas que quedaron huerfanos, debido a esto funciono una escuela para huérfanos en el local actual de la Escuela Dr. Mario Calvo (frente a la Alcaldía Municipal) allí enseñaron la nueva lengua española por lo tanto dejaron de hablar el nahuatl, también los llevaban los domingos a misa cambiando la ancestral religión.  El Sr Víctor Cea me refiere que la escuela estuvo ubicada que esta escuela estuvo a unas casa al sur de la actual casa de don Mauricio Velado.

Esta escuela fue trasladada sobre la 2ª av. Sur con el nombre de Escuela Atlacatl, cuando estudie educación básica (1972) la conocíamos como escuela de indígenas .

Me comenta la niña Chela que niña Toya Calvo tenia una escuelita privada, la cual donó los pupitres a la escuela pública que estaba ubicada en la actual casa de Don Mauricio Velado de allí se dividió en escuela de hembras y escuela de varones .

15)  Cambio de vestimenta
El refajo es una vestimenta precolombina que tenia múltiples usos, el cotón es una vestimenta postcolombina traída para estigmatizar a una raza inferior; ambos eran la vestimenta antes de la matanza, posterior a la matanza esta ropa era indicativo de ser indígena y por lo tanto era sinónimo de asesinato, debido a esto los indios la cambiaron sobre todo el cotón, me cuenta Tinita Guevara que donde su abuela acudían a cambiar su ropa y dejar los refajos en su casa por temor a las presiones psicológicas dejadas posterior a la matanza.

16)  Cambio de apellidos
Don Eligio Paz, no tenía un apellido indígena pero es probable que haya estado en las listas que el ejercito había obtenido de los simpatizantes del partido comunista en Izalco, debido a esto el apellido Paz lo cambió a Pasil.

Muchos familiares que salieron de Izalco en ese tiempo regresaron con otros apellidos así los Mistmit fueron Smith, los Ramón fueron Raymon, los Maye o los Maya se transformaron en Meyer´s , los Sunza en Sunzin, los Chinco en Cinco.

Era mas común cambiar los apellidos y no los nombres por cuestiones obvias los nombres casi todos son de origen europeo los apellidos son indígenas.


 ***********
17)  Algunas fotografías
No son de mi autoría







No comments:

Post a Comment