Sunday, September 3, 2017

AILA: Denuncia del indulto presidencial del ex-sheriff Arpaio

American Indian Law Alliance
Organizacion No-Gubermental  reconocida como entidad consultiva por el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas



27 de agosto de 2017

La Alianza de Ley Indio Americano (American Indian Law Alliance - AILA) denuncia el reciente indulto por el presidente estadounidense, Donald Trump, de Joe Arpaio, ex sheriff del condado de Maricopa en Arizona. Este acto despreciable de Trump envía un mensaje inequívoco a los "nacionalistas blancos" a través de los Estados Unidos y alrededor del mundo que puede incitar aún más a actos violentos de racismo contra Pueblos Indígenas. Joe Arpaio fue recientemente declarado culpable de desacato criminal por desobedecer una orden de la corte federal estadounidense en un caso de perfil racial.

Tal perdón para un agente de policía del estado de Arizona que ha sido encontrado culpable de usar los poderes de la oficina del sheriff del condado de Maricopa para conducir una "guerra de desgaste" contra los miembros más vulnerables de la comunidad en Arizona, disfrazado como “aplicación de la ley de inmigración", es absurdo, chocante y una amenaza para la paz internacional.

La aprobación de Trump de estas tácticas ilegales diseñadas para acosar, aterrorizar y deshumanizar a la gente de color, muestra claramente su sello de aprobación y la plena participación en el racismo institucional.  Esta mentalidad de superioridad se deriva de la Doctrina del Descubrimiento 1492 que continúa perpetuando los sentimientos detrás de la idea de "hacer a América grande de nuevo". En realidad, el escenario que emana de la presidencia de Trump no se trata de "hacer de nuevo a América grande", sino de volver a hacer a América en la imagen y al servicio de las élites "blancas", sin embargo -  estas tierras de la Gran Isla Tortuga nunca han sido "la tierra del hombre blanco" para empezar.

El perdón de Arpaio por parte del presidente Trump cierra la esperanza de cualquier remedio domestico para encontrar la justicia y la rendición de cuentas por los abusos de derechos humanos perpetrados por Arpaio y el sistema que el construyó como sheriff durante veinte años, un sistema que se mantiene vigente bajo una nueva administración.

En informes de nuestros familiares de O'otham Jevedga, Territorios Tradicionales de las Naciones O'otham, donde Arpaio tiene su base política en Arizona, sabemos que los abusos de los Derechos Humanos y las violaciones de los Derechos de nuestros Pueblos Indígenas continúan sin cesar e incluso crecen en odio y la intensidad. Es inaceptable que las agencias del estado sean cómplices de esta maquinación diabólica que deforma nuestra humanidad común. Es una continuación en nuestros tiempos de la Doctrina del Descubrimiento (12 de octubre de 1492), adaptada para adaptar la doctrina de la "supremacía blanca" a una época en que las poblaciones "blancas americanas" se han convertido en una minoría numérica en los mismos estados de colonización que ellos crearon. Arizona mismo es un estado que fue creado sobre la base de "Animus Racial" por los anglo-americanos cuya llegada en el territorio entró en guerra abierta sobre las Naciones Originarias de Pueblos Indígenas.

Reconociendo estos hechos históricos, respaldamos la convocatoria de un Tribunal Internacional de Justicia para abordar las cuestiones de las violaciones de los Derechos Civiles, los Derechos Humanos y los Derechos Indígenas en los territorios de O'otham Jevedga, Territorios Tradicionales de las Naciones O'otham [Condado de Maricopa, Arizona] en el Espíritu de la Paz Mundial.

Respaldamos el llamamiento a la Comunidad Internacional por parte de nuestros familiares de los Pueblos Indígenas de México que viven en el O’otham Jevedga para investigar el perdón de Arpaio como violación de la Paz establecida en 1848 por el Tratado de Guadalupe Hidalgo entre México y EE.UU. que puso fin a la guerra iniciada por Estados Unidos contra México, una guerra impulsada por la lujuria de la expansión territorial de Estados Unidos bajo el régimen racista de Destino Manifiesto (1845).



Respaldamos la convocatoria de que cuando se establezca un Tribunal Internacional de Justicia y se compilen pruebas históricas para enjuiciar las violaciones de los derechos civiles, los derechos humanos y los derechos indígenas en los territorios de O’otham Jevedga, que estos procedimientos no serán perjudicados por la Doctrina del Descubrimiento de La Cristiandad, que se ha inscrito jurídicamente en ley de los Estados Unidos bajo la decisión de la Corte Suprema por el caso  Johnson v. M'Intosh (1823), doctrina legaloide que ha sido denunciada, repudiada y desmantelada como un concepto.


Como punto de referencia inicial para tal Tribunal Internacional de Justicia, recomendamos que sea considerado la intervención titulada In Imiuh Tenamaxtle al Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas (2012) de Naciones Unidas por la fundadora de AILA y presidenta Tonya Gonnella Frichner (Nación Onondaga). Esta intervención es un Informe del Foro de los Pueblos Indígenas sobre la Doctrina del Descubrimiento, realizado en el Capitolio del Estado de Arizona el 12 de marzo de 2012 y puede servir para iniciar el proceso hacia un camino colectivo de justicia y paz para todos.

Respaldamos la petición por un Tribunal Internacional de Justicia para abordar estas cuestiones debido a la necesidad de avanzar juntos como las Confederaciones Indígenas de Paz de la humanidad que todavía sobreviven para hacer frente a las amenazas a nuestra supervivencia colectiva a medida que el caos climático global evidente con la aceleración del cambio climático. Sin justicia social como norma, con el pleno reconocimiento y respeto por los derechos humanos de los pueblos Indígenas, no habrá esperanza real para realizar la justicia climática en nuestra vida o en la de las futuras generaciones.


Es contundente que Trump haría este anuncio con respecto al perdón de Arpaio mientras que los constituyentes que él gobierna se prepararon para un huracán de la categoría 4 a lo largo de la costa de Texas. Los poderes de la naturaleza no serán negados, pero tampoco no es innato en la naturaleza humana ser racista o "blanco”. Se trata de conceptos culturales que fomentan la inseguridad y el temor, que inevitablemente conducen a la violencia en todas sus formas, incluida la violencia sancionada por el estado disfrazada de ley, como ejemplo la AZ SB1070.

Muchos de los que son falsamente etiquetados como "inmigrantes ilegales" bajo las políticas de Arpaio y Trump son Trabajadores Migrantes de Pueblos Originales cuyas historias como las Naciones Originales en el O'otham Jevedga tiene miles de años en la elaboración. Estas Naciones Originarias de Pueblos Indígenas son nuestros parientes, su existencia como la nuestra, como culturas y naciones precede a la historia de los estados y las fronteras internacionales impuestas a fuerza en sus territorios sin el Consentimiento Libre, Previo e Informado de los Pueblos Indígenas, como lo exige la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos De Pueblos Indígenas (2007).


La situación es similar para nosotros como Haudenosaunee, cuyos derechos como Naciones Originarias son sistemáticamente violados cuando se nos impide pasar libremente, trabajar y disfrutar de la vida en nuestras tierras tradicionales, ya sea en el lado canadiense o estadounidense de la frontera internacional entre estos estados en el norte de la Gran Isla Tortuga, como llamamos nosotros el continente Norte Americano.



Lamentablemente, no es ninguna sorpresa de que el testimonio de que los sentimientos de racismo están siendo promocionados desde la más alta oficina del gobierno de los Estados Unidos. Nuestra Confederación Ancestral de las Cinco Naciones Haudenosaunee estuvieron presentes en 1776 en Filadelfia en el nacimiento de los Estados Unidos cuando rompieron vínculos como colonias de Inglaterra para convertirse en una federación de estados americanos. Es una tragedia histórica que se está desarrollando todavía hoy en día que Estados Unidos se construyó sobre el racismo, la teoría de supremacía blanca y las divisiones de clase y raza, construida sobre la colonización ilegal de tierras robadas y mediante la esclavización de pueblos indígenas y africanos.

Nos recuerdan las palabras del Tadodaho del Haudenosaunee:

    "¿Por qué la libertad de un hombre tiene que venir a costa de otro?"

Hay cualidades que las mujeres Haudenosaunee buscan en un líder de nuestras naciones. Las mujeres de los Haudenosaunee son responsables de la selección de nuestro liderazgo, observamos cómo nuestros hijos crecen para encontrar cualidades tales como fuerza (no intimidación), el honor, la integridad, la capacidad de cuidar una familia del Clan, la bondad, el orgullo (no arrogancia), y la humildad. Estamos decepcionados de que este mismo nivel de atención no se tome cuando se elevan los líderes de los EE.UU.

###


En este estudio preliminar se establece que la doctrina del descubrimiento se ha institucionalizado en las leyes y las políticas de ámbito nacional e internacional y que en ella radica la causa de las violaciones de los derechos humanos, tanto individuales como colectivos, de los pueblos indígenas. Esta situación ha dado lugar a que los Estados planteen reivindicaciones con respect de las tierras, los territories y los recursos de los pueblos indígenas y a que se apropien en masa de esos bienes. La doctrina del descubrimiento y una estructura holística a la que denominamos “marco de dominación” han tenido como consecuencia siglos de una extracción de recursos virtualmente ilimitada de los territorios tradicionales de los pueblos indígenas. Ello, a su vez, ha llevado al despojo y empobrecimiento de los pueblos indígenas y al cúmulo de problemas que cotidianamente enfrentan hoy en día.



No comments:

Post a Comment