Sunday, October 30, 2011

La Ley de Excepciones


Carta Abierta a los Ministros de Estado y a las Constituyentes Públicas de Canadá, Estados Unidos, y México.


El TLCAN y la Declaración de la ONU sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.

27 de octubre de 2011


Saludos. Hoy en día el arco antiguo de la peregrinación de las Naciones y Pueblos Indígenas de Anahuac, la Isla de la Tortuga de Abya Yala [las Américas] a propósito se cruza una vez más con la trayectoria del gobierno de los estados-naciones que ustedes representan en nuestro continente.  Hoy en día los representantes tradicionales de la Nación Wixarika llevan el caso de la Defensa de Wirikuta, el corazón sagrado de México, a un primer plano de la agenda nacional, internacional, y mundial de discusión sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, y los Derechos de la Madre Tierra.  Como Nican Tlacah, estamos en una peregrinación a fin de generar el conocimiento colectivo necesario entre toda la sociedad humana a lo sagrado de la vida para ser vivida, celebrará, y a ser protegida en los territorios de origen y sitios sagrados de los Pueblos Indígenas.

Hoy, en la Ciudad de México, y en la Embajada de Canadá en México, se entrega una petición para exigir el respeto y la protección de los lugares sagrados de Wirikuta a los gobiernos de México y Canadá. Estamos aquí-ahora, Nican Tlacah Izkalotecah, entregando nuestra solidaridad y el compromiso de corregir las injusticias históricas y sociales que han creado la complicidad inmoral e ilegal de los intereses corporativos y funcionarios del gobierno que deben defender el bien común y no actuar como agentes de los beneficios monetarios empresariales .
Contexto:

·      Dentro de las disposiciones del Tratado de Libre Comercio (TLC) de 1994, entre sus gobiernos, cada Estado-nación se reserva el derecho de negar los derechos de los inversionistas o preferencia otorgados a los "poblaciones autóctonas", "minorías, social y económicamente en desventaja”, o " los grupos social o económicamente en desventaja”, en dos a cinco áreas designadas.  Estas disposiciones de excepción se citan en el Anexo II, de la siguiente manera:

  • Canadá se reserva el derecho de adoptar o mantener cualquier medida denegando a inversionistas y a sus inversiones o a proveedores de servicios de otra Parte cualquier derecho o preferencia otorgados a poblaciones autóctonas.”

  • Estados Unidos se reserva el derecho de adoptar o mantener cualquier medida que otorgue derechos o preferencias a las minorías, social y económicamente en desventaja, incluyendo aquellas sociedades organizadas de acuerdo a las leyes del Estado de Alaska de conformidad con la Alaska Native Claims Settlement Act .
  • México se reserva el derecho de adoptar o mantener cualquier medida que otorgue derechos o preferencias a los grupos social o económicamente en desventaja.”
En referencia a esas disposiciones de excepción del TLCAN, la profesora Valerie J. Phillips correctamente declaró, "Los tres estados-naciones se recuerdan de los pueblos indígenas, pero sólo en el  tiempo suficiente para ponerlos en su lugar.  Todas estas excepciones sólo continúan con el actual subordinación y marginación de los Estado-naciones a los pueblos indígenas.

Los términos de subordinación y marginación son sólo la piel de la bestia.  El proceso real que ha llevado a cabo sin quebrada ninguna desde 12 de octubre 1492 es el colonialismo y el genocidio, implementado a través de los acuerdos comerciales y políticas de desarrollo económico que favorecen a los procesos de colonización por los elites del “hombre blanco” Europeo-americanos en todo el continente, y sus cómplices empresariales.  La Niña, la Pinta, la Santa María, el Mayflower: el TLCAN y el NARCO.

La invasión de la Isla Tortuga Abya Yala sigue, sin embargo, nuestra resistencia como los pueblos indígenas también continua.  Resistimos y nos rebelamos, nos regeneramos y hacemos un llamado una vez más hoy en día para realizar la rectificación y la claridad, como el propósito y la solidaridad mundial de los hijos de las Naciones y Pueblos de la Madre Tierra.

Aclaraciones:

La Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, adoptada por la Asamblea General de 13 de septiembre 2007:

Artículo 32

Los Estados celebrarán consultas y cooperarán de buena fe con los pueblos indígenas interesados por conducto de sus propias instituciones representativas a fin de obtener su consentimiento libre e informado antes de aprobar cualquier proyecto que afecte sus tierras o territorios y otros recursos, particularmente en relación con el desarrollo, utilización o la explotación de recursos minerales, hídricos, o de otro tipo.

Es evidente que la falta de procesos y rendición de cuentas por violaciones de los Derechos de Consentimiento Libre, Previo, e Informado de los Pueblos Indígenas es un defecto fatal - no sólo en las consultas que condujeron al TLCAN como un pacto comercial regional, pero para el actual aplicación en curso del tratado.  El caso de Wirikuta, en México se refleja en la crisis de las arenas bituminosas Tar Sands de Alberta, Canadá y el Cerro Tenabo, en Nevada, así como decenas de otros proyectos de desarrollo que afectan las naciones indígenas de América del Norte, como los Picos de San Francisco en Arizona.  La violación del derecho de Consentimiento Libre, Previo, e Informado se extiende en toda la gama de programas de desarrollo económico que sean promovidos y protegidos con las políticas económicas preferenciales por los tres gobiernos del régimen del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

La violación del derecho de Consentimiento Libre, Previo e Informado, es sistémico bajo las políticas neoliberales de estos estados, así como su complicidad en la explotación y la expropiación criminal de los recursos naturales y el labor de nuestras Naciones y Pueblos. Este es un grave problema de crisis en la política exterior regional que deben ser tratado bajo las normas de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, aprobada por la Asamblea General de la ONU el 13 de septiembre de 2007.

Centrándose en el contexto de los EE.UU. de esta problemática, Anthony Bothwell, señala que la toma de América por los Europeos consistió en "el robo de la tierra más extensa y la más grande holocausto de la historia mundial".  Él argumenta persuasivamente que, dentro de los Estados Unidos, la Corte Suprema ha distorsionada "leyes" internacionales o doctrinas en cuanto a la conquista y el descubrimiento con fin de "racionalizar la usurpación por la concepción de supremacía blanca sobre la soberanía de las naciones indígenas, aunque reconoció que esta gran injusticia podría haber violado los principios del derecho internacional".  Bothwell va más allá del mero análisis de las leyes internacionales existentes en esos tiempos para afirmar que la toma de Norte America violó a tratados vinculantes, el derecho de naciones tal como se reconoce en la Constitución de los EE.UU., así como los cláusulas de la Supremacía, Comercio, Tomás, y la Quinta Cláusula de enmienda para el Debido Proceso de la Constitución de los EE.UU..

Sin embargo, a pesar de estas evaluaciones y predicciones de la Narrativa del Dominante, hoy los Wixarika levantan su voz al mundo una vez más desde los altares ceremoniales de México en la peregrinación de propósito y aclaración.  Los Cuachilchicameh Izkaloteca responden y transmiten este mensaje siguiente, una vez más:

Proclamación Continental
Abya Yala
Foro Permanente de Cuestiones Indígenas
Quinto Periodo de Sesiones   15-26 de Mayo, 2006
Naciones Unidas  NY, NY

Recordando la memoria, el esfuerzo y espíritu de nuestros ancestros de los Pueblos Milenarios, los que han dado originación a nuestros Naciones y Pueblos Indígenas del Continente Abya Yala;

Retomando el poder de nuestro destino como Pueblos de la Humanidad;

En salvaguardia de los Derechos de las Futuras Generaciones de Nuestros Pueblos Indígenas;

Invocando los Mandatos Ancestrales de nuestra Confederación Continental del Águila y el Cóndor, y las pronunciaciones al respecto tomados en Cumbre Continental Indígena en Quito, Ecuador 2004 y en Mar de Plata, Argentina 2005;

PROCLAMAMOS

Al presentarnos como Naciones y Pueblos Indígenas de Nuestro Continente Abya Yala frente esta quinta periodo de sesiones del Foro Permanente de Cuestiones Indígenas de las Naciones Unidas, y al haber ser recibo como tal por sus autoridades convocantes en el salón de Asamblea General,

Que la Bula Papal Inter Caetera de Papa Alejando Sexto 1493 es NULLIFICADO, también igual cualquier Doctrina de Descubrimiento procedente que pretende deformar la relación de Armonía, Justicia, y la Paz de Nuestros Pueblos Indígenas de la Humanidad entera.

18 de mayo, 2006


CONCLUSIÓN

Hacemos un llamado a los ministros de gobierno en todos los niveles de Canadá, Estados Unidos, y México, y los constituyentes públicos de sus respectivas sociedades para hacer frente sin prejuicios ni discriminación de las aclaraciones anteriores.  Afirmamos que estas aclaraciones obligan la rectificación del crimen del colonialismo y una moratoria sobre todos los proyectos de desarrollo económico dentro del TLCAN que afectan los territorios de las Naciones y Pueblos Indígenas hasta que el Consentimiento Libre, Previo, e Informado de los pueblos indígenas es plenamente reconocido, respetado, y protegido en el espíritu de la Declaración de la ONU sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, de la siguiente manera:

"Afirmando que los pueblos indígenas son iguales a todos los demás pueblos, …."

NAHUACALLI
Embajada de los Pueblos Indígenas

No comments:

Post a Comment